Los empresarios creen que no están a la altura del país que se viene

Dudan de su capacidad para responder a los desafíos de la economía y creen que tienen pocas chances de estar cerca de las decisiones en el gobierno de Alberto Fernández. En una encuesta de la Universidad Austral vaticinaron que la inflación puede superar el 70% en 2020 e insistieron con las reformas económicas. 

14 de Noviembre de 2019

Los empresarios formaron parte clave del gobierno de Mauricio Macri. El presidente saliente los invitó públicamente a sumarse a su proyecto y ellos adhirieron en forma contundente, no solo manifestando afinidad discursiva sino integrando masivamente cargos políticos en los distintos estamentos y niveles del Estado.

Si el presidente llegó desgastado al final de su mandato, a los empresarios que lo acompañaron les pasó algo similar, incluyendo una sensación pesimista sobre la economía que viene y las posibilidades de recuperación a futuro.

El cuadro redunda en una autopercepción desencantada, según se puede leer en una encuesta reciente elaborada por la Universidad Austral.

El 76% de los consultados consideró que el empresariado local no está a la altura del desafío de competitividad y liderazgo social que demanda el país a futuro contra un 19% que respondió lo contrario.

A la par el 80% de los encuestados vaticinó que la situación de la Argentina dentro de 12 meses estará igual (así respondió el 37%) o peor (según otro 43 por ciento). La mirada coincide con el panorama que plantearon en otras encuestas importantes como las que elabora el INDEC en sus informes de coyuntura industrial, comercial o de la construcción.

En esta encuesta en particular el 57% respondió que la inflación en 2020 puede llegar a estar entre el 30 y el 50% y mientras que un 12 por ciento vaticinó niveles superiores al 70 por ciento.

En esa proyección los consultados plantearon que los desafíos a futuro serán la supervivencia, el crecimiento, la rentabilidad y la defensa frente a la inflación.

Aunque los hombres de negocios percibieron muy negativamente sus capacidades para actuar en el contexto que se avecina según los pronósticos en la encuesta insistieron una vez más con la agenda que atraviesa al sector privado en todas las direcciones. En esa línea volvieron a la carga con las reformas tributaria (un 59% la reclamó), laboral (33% la creyó necesaria) y previsional (pedido de un 8% de los encuestados).

Después de haber sido parte crucial de la administración Cambiemos, la dirigencia privada cree que sus chances de acceder a lugares de peso en la administración de Alberto Fernández son muy limitadas. El 52 por ciento respondió que lo ve poco probable y el 13% directamente negó toda chance de convocatoria por parte del futuro gobierno.

Solamente  un 35% respondió positivamente leyendo la convocatoria del Frente de Todos al Consejo Económico y Social como una buena oportunidad de estar cerca de las decisiones importantes.

En forma contundente se inclinaron a pensar que el horizonte de Fernández será una política de fomento al consumo (55%) y en menor medida orientada a la inversión (24%) y a las exportaciones (21%).

La fuente informó que la muestra se hizo con respuestas de 606 empresarios de los distintos sectores de la economía. 

"La percepción es de un año difícil por delante como lo señalan otras encuestas de opinión recientes", señaló Eduardo Fracchia, director de Economía del IAE Business School. 

"Las principales preocupaciones a nivel empresarial para 2020 -sumó- pasan por la supervivencia, el crecimiento, la
rentabilidad y la defensa frente a la inflación. La inflación esperada para el próximo bienio es menor a la de 2019 pero sigue viéndose elevada".


Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS