Los gobernadores definen sus internas antes de la reunión con Macri

Con asistencia casi perfecta, los mandatarios peronistas negocian con Frigerio. Los dialoguistas impulsan la aprobación del presupuesto mientras que el otro sector denuncia un el duro ajuste que impactará en sus provincias.

(Foto: Pedro Pérez)
11 de Septiembre de 2018

La grieta entre gobernadores dialoguistas y opositores más duros con el gobierno nacional se trazó apenas comenzó la reunión de mandatarios en el Consejo Federal de Inversiones. Mientras Carlos Verna criticó a sus pares quiénes están "más cerca del gobierno", Juan Manuel Urtubey de Salta llamó a votar el presupuesto porque sino el Ejecutivo gobernará con el del año pasado " y eso es peor", dijo.

La reunión se fue engrosando durante la mañana a medida que llegaron los gobernadores. La asistencia fue casi perfecta. Llegaron Juan Schiaretti de Córdoba, Carlos Verna de La Pampa, Juan Manzur de Tucumán, Sergio Uñac de San Juan, Rosana Bertone de Tierra del Fuego, Lucía Corpacci de Catamarca, Gildo Insfrán de Formosa, Hugo Pasalaqua de Misiones, Adolfo Rodríguez Saá de San Luis, Alberto Wereltineck de Río Negro, Juan Manuel Urtubey de Salta y Sergio Casas de La Rioja. Alicia Kirchner y su vice Pablo González por Santa Cruz, Omar Gutiérrez de Neuquén, Gerardo Zamora de Santiago del Estero, Domingo Peppo de Chaco y Mariano Arcioni de Chubut.

En tanto, los ausentes con aviso (ambos de viaje) fueron Miguel Lisfchit de Santa Fe, quien envió a sus ministros de Economía, Gonzalo Saglione, y de Gobierno, Pablo Farías, y Gustavo Bordet de Entre Ríos, quien envió al presidente del senado Aldo Ballestena. 

Pasadas las once llegó Marcelo Fuentes, jefe del bloque de senadores del FPV que integra Cristina Fernández. Se sumaron después los sindicalistas de la CGT Omar Maturano (La Fraternidad) y Andrés Rodríguez (UPCN) y el senador Justicialista José Mayans, del bloque que encabeza Miguel Pichetto, quien esta vez no participa del encuentro.

Por parte del gobierno el enviado al cónclave fue el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, junto a algunos funcionarios de Hacienda para negociar algunos puntos del presupuesto como la postergación de la rebaja de ingresos brutos y del impuesto al sello. 

"Hasta ahora no hay nada, se está discutiendo, se está hablando de números  pero lo del Fondo sojero, lo del incentivo docente, no se toca nada. Hasta ahora no hay ningún acuerdo", se escuchó decir al ministro en los pasillos del CFI.

Tras el encuentro, algunos gobernadores irán a Casa Rodada, en donde los espera el presidente Mauricio Macri para sacarse una foto y mostrarla al FMI como garantía de orden interno en términos fiscales.

Sin embargo, hay mucho enojo en algunos mandatarios que podrían pegar el faltazo, tal como ya confirmó Verna, que sí mandará a su vice. En tanto, se especula que Manzur irá pero no saldrá en la foto.

"No vamos votar un presupuesto con ajuste. Eso de que es una irresponsabilidad no votar un presupuesto, la irresponsabilidad fue ir al FMI sin consultarnos", manifestó enojado el pampeano en diálogo con la prensa. “Nos quieren transferir el subsidio al transporte y la tarifa eléctrica. Yo no voy a aceptar. Si nos transfiere el subsidio al transporte habrá aumento del boleto porque Macri lo dispuso. Tampoco la tarifa eléctrica, donde Nación nos dice quiénes son los pobres. Nosotros sabemos quiénes son los pobres, no hace falta que venga (el secretario de Energía) Iguacel a decirnos”, agregó.

A medida que llegó el resto de los gobernadores fueron dialogando con los periodistas presentes en el CFI.

Wereltineck dijo que hay una "decisión de los gobernadores de colaborar en la sanción del  presupuesto sin déficit fiscal, pero hay que frenar la inflación, bajar la emisión de deuda y para eso hay que hacer esfuerzo y sacrificio fiscal reducir gastos, pero también para incrementar ingresos".

Por su parte, Peppo sostuvo que "ha cambiado bastante la propuesta inicial, son más importantes las políticas activas de desarrollo consumo" y dijo que hay que "dar estabilidad económica", por lo que es necesario votar el presupuesto.

Urtubey sostuvo que el presupuesto "es  una herramienta del poder ejecutivo, pero es necesario garantizar sustentabilidad de la  actividad económica" y dijo que sí no se vota este proyecto, el Ejecutivo puede usar el anterior y "con la inflación que hubo, vamos a tener problemas".

En respuesta a los dichos de su par pampeano, quien lo acusó de estar muy cerca del gobierno, Urtubey respondió: "No soy susceptible de esa percepción".

En tanto, Casas también se quejó por la falta de atención desde el gobierno nacional. "Todos los gobiernos tienen que tener la herramienta del presupuesto. Pero si piden un ajuste no queremos que pase por las provincias, este país siempre se ha desarrollado los centros urbanos, tenenos los salarios más bajos. Ya se hizo traspaso sistema educativo y salud, y se olvidan de la plata, queremos que le vaya bien al gobierno pero queremos que sea equitativo".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS