Los Monty Python llegan a Netflix: cinco momentos imperdibles

La plataforma adquirió el catálogo casi completo del grupo de humoristas ingleses, que podrá verse en Reino Unido, Canadá y otros países a partir del 15 de abril. Aún no hay fecha confirmada para Argentina.
26 de Marzo de 2018

La plataforma digital de cine y contenidos audiovisuales más popular del mundo, Netflix, acaba de anunciar un acuerdo por el cual se adueñaron de los derechos de una joya muy preciada. Se trata de las obras (casi) completas de los Monty Python, el célebre grupo humorístico inglés cuya fama creció gracias a su enfoque surrealista de la comedia basado en el manejo exquisito del sinsentido y el absurdo, revolucionario para cuando aparecieron a mediados de la década de 1960. Integrado por Graham Chapman, John Cleese, Eric Idle, Terry Jones, Michael Palin y Terry Gilliam, único estadounidense del grupo, los Monty Python consiguieron un lugar en el panteón de los más grandes comediantes del siglo XX, junto a próceres como Buster Keaton, Charles Chaplin, Harold Lloyd, los Hermanos Marx, Jerry Lewis, Jacques Tati, Peter Sellers y unas pocas celebridades más, a fuerza de llevar el humor hasta los límites y más allá. Pero siempre con un pie en la realidad, haciendo gala de una mirada social y política inteligente y aguda.

Según el anuncio realizado hace algunos días el acuerdo incluye hitos fundamentales de su carrera como los 45 capítulos de la serie Monty Python’s Flying Circus que la BBC puso al aire entre 1969 y 1974, las películas El sentido de la vida (1983), La vida de Brian (1979) y Los caballeros de la mesa cuadrada (1975), o la serie documental The Meaning of Monty Python (2013), entre otros. La frutilla del postre la puso el dato de que Netflix estaría conversando con los miembros aún vivos del grupo (Chapman murió en 1998) para evaluar la posibilidad de producir nuevo material especialmente para la plataforma.

Pero la felicidad nunca es completa. Como en esos chistes malos en el que un personaje le dice al otro que tiene dos noticias para darle, de las cuales una es buena y la otra mala, el anuncio tiene también su lado oscuro. Al menos para los usuarios de Netflix en Argentina. El cronograma anunciado por la plataforma indica que todo el catálogo Python estará disponible a partir del 15 de abril para Reino Unido, Canadá y algunos países de Europa, con fecha a confirmar para Estados Unidos, pero sin ninguna mención acerca de cuándo se lo podrá consumir en los países de América Latina.

Para evitar que la incertidumbre hunda a los lectores de Tiempo en una depresión repentina, desde este espacio se proponen cinco de los más hilarantes fragmentos de la vida y la obra de los fabulosos Monty Python, a quien alguien alguna vez definió a partir de su influencia y talento como Los Beatles del humor. Y no se equivocaba.

1 – El loro muerto: uno de los scketches más conocidos y graciosos del grupo, sacado de una de las temporadas de Flying Circus, en el que el dueño de un negocio de mascotas le niega a su cliente que el loro que acaba de venderle este muerto.

2 – “Cada esperma es sagrado”: este número musical pertenece a la película El sentido de la vida, en el cual el grupo indaga acerca de la trascendencia, sin evitar el costado religioso del asunto. Insuperable incorrección política y mirada social para hablar con gracia de religión, aborto y métodos anticonceptivos.


3 – Ministerio de pasos tontos: También tomado de Flyng Circus, el fantástico John Cleese interpreta a un funcionario del Ministerio de Pasos Tontos que entrevista a una persona que viene a solicitar un subsidio para desarrollar su propio paso tonto. Humor físico y absurdo del mejor.


4 – Discurso en el velorio de Graham Chapman: Coherentes con la irreverencia de su propuesta, los Monty Python llevaron su humor a prueba de convenciones incluso al sepelio de Graham Chapman, su compañero de grupo fallecido en 1998. El discurso de John Cleese es extraordinario.


5 – Las cenizas de Graham Chapman: Seguramente Chapman sabía a lo que se exponía al morirse primero. A ser el centro de los chistes más inapropiados que a partir de ahí se les ocurrieran a sus compañeros aun vivos. Algo de eso puede verse en esta entrevista televisada a la que los cinco sobrevivientes deciden asistir llevando una urna con las cenizas del amigo muerto.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS