"Los tiempos de la gobernadora no son los tiempos de la gente"

Entrevista a Francisco Echarren, exsubsecretario de Tierras y Urbanismo bonaerense.
15 de Abril de 2017

En diciembre, Francisco Echarren dejó la intendencia de Castelli y se sumó al gobierno de María Eugenia Vidal como subsecretario de Tierras, Urbanismo y Viviendas. En la Gobernación anunciaron su pase como un triunfo: era el segundo peronista en unirse al gabinete después de Joaquín de la Torre. En el FpV generó sorpresa y enojo de sus pares y también dentro del Grupo Fénix, al que pertenece. Llegaba al cargo con el objetivo de cambiar la política pública de tierra, agilizar la construcción de casas y regularizar las villas de la mano de una Agencia Provincial de Hábitat autárquica que se iba a crear por ley. En ese momento, aseguraba estar convencido de que Vidal quería "transformar la provincia", pero cuatro meses después anunció que se vuelve al pago chico porque "no hay decisión política" de avanzar en la problemática habitacional.

El martes encabezó su último acto de gestión en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno. Lo hizo acompañado de intendentes, tanto del FpV como de Cambiemos. El próximo jueves volverá a ocupar su despacho en el municipio, donde había pedido licencia. En diálogo con Tiempo, explica las razones de su renuncia y dice que "los tiempos de la gobernadora evidentemente tienen otra velocidad que los de la gente". También confirma que trabajará electoralmente con el peronismo, pero advierte que no se encolumnará detrás de una candidatura del exgobernador Daniel Scioli.

–¿Por qué deja el cargo?

–Cuando decidí aceptar me sumé a trabajar en un área extremadamente sensible para cambiar un paradigma cuyos resultados están a la vista: hay un millón de familias viviendo en villas y asentamientos, un déficit descomunal tanto en el suelo como en la vivienda que hace que las familias no puedan tener el techo propio. Al ver en estos meses que no había voluntad clara y concreta de avanzar con el cambio, me vuelvo al municipio. La gobernadora está en todo su derecho de considerar que son otros los tiempos políticos que tiene que transitar. Lo respeto pero no lo comparto.

–¿Qué no se cumplió?

–Hoy la Provincia tiene una estructura burocrática que hace que sea prácticamente imposible para un intendente generar suelo urbano. Hay cinco ministerios que intervienen en el proceso desde Economía, pasando por Geodesia, Infraestructura, Gobierno… y esto hace que realmente sea imposible tener una política coordinada y planificada sobre suelo urbano. Hay que reunir todas las dependencias que tengan incumbencia en esto para dinamizar y que haya una posibilidad de planificar y ejecutar en los tiempos que la gente necesita. Eso es lo que hay que hacer y nosotros aportamos mucho porque planteamos cosas que no existían.

–¿Habla de la Agencia de Hábitat que Vidal había prometido crear y no creó?

–Lo que se pedía no era bajo un título en especial, la idea era que se reunieran por una decisión política, que por supuesto es de la gobernadora, todas las áreas en un solo lugar para tener una política coordinada de suelo urbano y vivienda.

–¿Qué le dijo Vidal cuando le comunicó su renuncia?

–Era algo que las dos partes veníamos viendo. Entiendo que los tiempos de la gobernadora evidentemente tienen otra velocidad que los tiempos de la gente. Nosotros proponíamos trabajar profundamente para cambiar el paradigma de suelo urbano que nos duele. Uno no se enoja, no se va con bronca. Tengo la mejor relación con todo el gabinete provincial, les estoy agradecido por la oportunidad. Simplemente es una cuestión de tiempos.

–Con su decisión ¿no le da la razón a los intendentes que le decían que era un error unirse al gabinete?

–Tomé una decisión jugada que tuvo un costo político, porque no todos la entienden, pero realmente lo hice convencido. Ellos lo piensan desde otro lugar. Los comprendo, no es algo que me preocupe.

–¿Cree que Cristina Kirchner tiene que ser la candidata del peronismo?

–Yo voy a apoyar la mejor expresión de nuestro espacio para enfrentar las elecciones. Por Cristina siento un enorme afecto, un enorme cariño, le estoy profundamente agradecido y también entiendo que es una decisión de ella. Adelantarse a lo que un dirigente puede hacer o no sería aventurarse a hablar sobre una hipótesis. También puede ser Florencio Randazzo. De lo que sí estoy seguro es de que no me representa Daniel Scioli.

–¿Por qué?

–Porque lo conocí como gobernador y no me representa. Fue un mal gobernador. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS