Los trabajadores de Télam protestaron contra la sanción a periodistas por manifestarse el 8M

La dirección, que depende de Hernán Lombardi, les abrió un sumario en su legajo por haber usado bidones de agua para hacer el ruidazo en la agencia de noticias. Las trabajadoras respondieron con un "bidonazo".
22 de Marzo de 2018

Las trabajadoras de prensa, delegadas y dirigentes sindicales de la agencia de noticias Télam, sancionadas por la empresa por participar del paro del 8M, recibieron el apoyo de los diputados de la oposición. Dentro de la agencia, la sanción generó una masiva asamblea de repudio y una particular forma de protesta: el bidonazo. Por lo pronto, siete de las mujeres de Télam que pararon el 8M ahora tienen una sanción en su legajo que acumula argumentos a favor de eventuales despidos con causa.

Si bien el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, se había sumado al 8M a través de su cuenta de Twitter replicando los contenidos de las cuentas oficiales de Canal Encuentro y los medios públicos, esta semana se conoció la sanción de la agencia pública de noticias Telam, que depende de él, a las trabajadoras de prensa que participaron del paro. La excusa fue que las trabajadoras habían retirado los bidones de agua, que fueron usados durante el “ruidazo” que se hizo en la empresa el día del paro de mujeres.

Si bien los bidones fueron reintegrados en su totalidad y sin ningún deterioro, ese mismo día Carlos Villoldo, gerente de asuntos laborales pidió la sanción que luego instrumentó la gerencia de Recursos Humanos.

La excusa de la utilización de los bidones de agua fue la oportunidad que aprovechó la agencia que preside Rodolfo Pousá para sancionar y abrir sumarios contra siete trabajadoras de prensa, entre ellas dos delegadas, una de las cuales, Carla Gaudensi, es secretaria de Acción Social del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba).

“Si con esto querían desmovilizar o generar miedo, produjeron todo lo contrario. Al día siguiente de las sanciones, se convocó una asamblea de urgencia que terminó siendo masiva y ahí mismo hicimos ‘el bidonazo’ para protestar por lo ridículo de la sanción. Convocar a una asamblea de un día para otro es complejo porque somos un montón y estamos distribuidos en cinco pisos y pero es tan ridícula la sanción que en vez de desmovilizarnos se generó una mayor unidad, más organización. No tiene que ve con un bidón sino con disciplinarnos no sólo a las mujeres, sino a todos los trabajadores de los medios públicos. Es una política del ministro Lomabardi pretende estigmatizar a los dirigentes gremiales de Télam, la Televisión Pública y Radio Nacional”, sostuvo Gaudensi a Tiempo.

Hasta el momento son tres de las siete sancionadas las que fueron convocadas a dar explicaciones ante las autoridades de la agencia. El interrogatorio se basa en preguntas sobre si se tenía conocimiento de que los bidones son provistos por una empresa tercerizada.

Por lo pronto, ayer los diputados Lucila De Ponti, Leonardo Grosso, Facundo Moyano, Cecilia Moreau, Mónica Macha, Romina Del Plá, Daniel Arroyo y Nicolás del Caño repudiaron la decisión del directorio de Télam de sumariar a las trabajadoras y manifestaron su solidaridad con el derecho de las mujeres a manifestarse.

Los sumarios son sanciones disciplinarias que quedan registradas en el sistema de Gestión Documental Electrónica (GDE), un sistema integrado de caratulación, numeración, seguimiento y registración de movimientos de todas las actuaciones y expedientes del Sector Público Nacional, implementado por el ministro de Modernización Andrés Ibarra, y puede servir de excusa para impulsar eventuales despidos con causa.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS