Lua, una pirata más allá de los estereotipos

Lua, una pirata entretelas, es una creación de Lucía Marchli Levy y Mariel Lewitan.
23 de Septiembre de 2017

Había una vez una niña que soñaba encontrar un gran tesoro en la isla de los vientos huracanados. Lua, una pirata entretelas (con una dramaturgia cuidada a cargo de Lucía Marchli Levy y Mariel Lewitan, quien también dirige la obra) desafía todos los domingos desde el escenario de Pan y Arte Teatro muchos de los lugares comunes del género teatro para niños.

Lua, una niña pirata con nombre poco común y algo testaruda, le propone a su madre costurera zarpar hacia un juego particular. En su embarcación van a subir todas y todos: Hilacha Verde, Barba Sucia, Parche Tuerto, la costurera y muchos más porque allí no vale la leyenda que asegura que las mujeres traen mala suerte en los barcos que circundan los mares.

“Hay cosas que se dicen y se repiten sin pensar”, advierte una y otra vez Lua, la niña capitana, costurera y carpintera, mientras su sombrero flamea al viento. A lo largo de las escenas se confirma lo que Lewitan le contó a Tiempo: “Ponemos a trabajar al espectador. Los invitamos a un juego para que tanto niñas y niños, padres y madres, puedan observar todo el vaivén que surge entre la ficción y la realidad que proponemos”. 

La directora de Lua, una pirata entretelas tiene una larga trayectoria en el género. Para la puesta en marcha de la obra se sirvió en los ensayos de algunos asistentes muy especiales: Dante (su hijo), León y Katia, que conforman un grupo de niños con nutridas experiencias en torno al mundo de la interpretación con títeres. “Los chicos expresan lo que está pasando y eso lo hacemos jugar de forma interesante”. Ante la pregunta por el trabajo de género en la niñez, la dramaturga rescata el trabajo de Derechos Humanos que se vino haciendo durante los años anteriores, además de citar la escuela de Mauricio Kartun para afirmar que “imaginar no es tener una imagen sino darle movimiento constante”. La particularidad de la obra en el tratamiento del cuidado y el respeto por la niñez está muy lograda por parte del equipo de mujeres porque las analogías, el humor, la disociación son tan efectivas como divertidas para todos, incluso en las apelaciones a los grandes. Así, Lua, una pirata entretelas, hace confiar en las imágenes para que el mensaje vuele con fosforescencia en un altamar de considerable belleza. «

Lua, una pirata entretelas. Domingos de septiembre a las 17, domingos de octubre a las 15. Pan y Arte Teatro, Boedo 876.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS