Luego de diez meses de crecimiento la industria sigue reduciendo empleos

En febrero se registró una pérdida de 2.400 puestos de trabajo fabriles que, en un año, suman 17 mil. El Estado también redujo su personal.

El Estimador Mensual Industrial que mide el desenvolvimiento del sector fabril viene arrojando datos positivos desde mayo de 2017. En febrero último, según ese indicador que releva el INDEC, el crecimiento de la industria con relación al mismo mes del año anterior fue de un 5,3% y acumula en 2018 una suba del 3,9% interanual. Así las cosas, se trata de diez meses consecutivos de reactivación, de la industria manufacturera.

Sin embargo, según el informe basado en el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) que elabora y difunde mensualmente la Subsecretaría de Políticas, Estudios y Estadísticas Laborales dependiente del Ministerio de Trabajo, a pesar de una creación neta anual de 216 mil puestos de trabajo registrados en la economía, el sector industrial mostró un retroceso anual de 17 mil puestos y una pérdida de 2.400 sólo en el mes de febrero.

Con todo, con 1,187 millones de puestos de trabajo, las industrias manufactureras siguen siendo la principal fuente de empleo asalariado del sector privado seguido, cada vez más de cerca, por el sector de Comercio.

En el mismo sentido negativo se movió el empleo en el sector de agrícola ganadero y el de explotación de minas y canteras aunque con una pérdida de interanual de poco menos de mil puestos de trabajo.

En un sentido general, en febrero de este año se revirtió la tendencia en la creación de empleo ya que, si bien en términos absolutos y en forma interanual se crearon 216 mil puestos de trabajo registrados, durante ese mes y en comparación con enero, se perdieron 32.300 empleos en términos absolutos que, en forma desestacionalizada, representan 8.800. Dicho de otro modo, según la lógica de la tendencia que se venía verificando, en febrero, los asalariados registrados debieron alcanzar los 12,321 millones pero fueron 12,312. 

Un dato que también se destaca es la pérdida de 35 mil empleos registrados en el sector público que representan unos 14 mil en términos desestacionalizados y que se explican, según explico José Anchorena funcionario de la cartera laboral encargado de difundir las estadísticas “se explican principalmente por una reducción en las provincias resultante de los acuerdos de responsabilidad fiscal”. 

Con todo, el mismo funcionario celebró que de los 216.300 empleos registrados generados en un año, el 63% se explican por contrataciones bajo relación de dependencia, aunque, en particular se destacan los empleados en casas particulares que se incrementaron un 5,3% cuando en el sector privado crecieron un 1,3% y en el empleo público un 1,1%.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS