Macri: "Tenemos que convencer al que todavía está enojado y cree que todo tendría que haber sido mucho más rápido"

Efusivo, el presidente encabezó la actividad con sus principales candidatos, pero sin Pichetto. El miércoles viajará a Córdoba y cierra la campaña el jueves en Vicente López.

(Foto: TELAM)
6 de agosto de 2019

El presidente Mauricio Macri cerró la campaña electoral del oficialismo en la ciudad de Buenos Aires con un acto en el microestadio de Ferro Carril Oeste junto al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. 

“Sabemos que falta. Es el momento donde tenemos que redoblar la confianza. Necesito que sepan que a mí me duele cada uno de los que la está pasando mal. Vine a que encuentren su lugar, ser felices y estar orgullosos de lo que hacen. Las cosas llevan su tiempo. Los cambios de raíz llevan su tiempo. Estamos construyendo los cimientos para crecer”, señaló el presidente y llamó a “convencer a ese que todavía está enojado y cree que todo tendría que haber sido mucho más rápido".

Macri insistió en que, en las elecciones del domingo ,"se definen muchas cosas" pero "fundamentalmente", dijo, si Argentina "sigue hacia el futuro o si vuelve hacia el pasado, si se sigue batallando contra la delincuencia, las mafias y la corrupción que destruye oportunidades o si se sigue vinculando al país al mundo".

En el centro del escenario circular, emocionado y a los gritos, recordó el tiempo que le llevó a su administración las obras de la Ciudad. "¿Quién vive en la zona de Juan B. Justo acá?", preguntó. "La primera lluvia, los botes en Juan B. Justo y me llevan a una conferencia de prensa…Y los periodistas, implacables, me preguntaron’ ¿qué va a pasar?’…. Y les digo que estamos proyectando una obra que está bajo tierra… Y me preguntan: "¿el año que viene qué va a pasar?" Entonces les dije "basta", el año que viene se va a volver a inundar y dentro de dos se va a volver a inundar, dentro de tres se va a volver a inundar y dentro de cuatro… ¡No se inunda más!, ¡No se inunda más, carajo!", gritó.

Con lágrimas en los ojos, el mandatario retomó luego de un minuto de silencio. “Perdón, perdón, sorry por el carajo… me fui un poquito".

Entre los oradores estuvieron también el vicejefe de gobierno Diego Santilli, y los precandidatos a legisladores nacionales Maximiliano Ferraro y Martín Lousteau.

Rodríguez Larreta, que lo antecedió en la palabra al igual que Vidal, había ponderado el hecho de que la coalición "se haya ampliado aún más" a pesar de las diferencias, en un claro gesto al primer candidato a senador, Lousteau, que lo escuchaba desde la primera fila.

La agenda de Macri continuará el miércoles en la provincia de Córdoba, donde apostará a sumar parte de los votos que le dieron la victoria en 2015.

El jueves por la tarde, a las 18.30, algunos de los principales referentes volverán a acompañar al primer mandatario cuando, esta vez sí junto a Pichetto, realice el último acto de campaña antes de las PASO en el Centro Asturiano de Vicente López.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual