Macri y el Día de la Independencia: “No había superhéroes en 1816 y tampoco los hay hoy”

El presidente y su candidato a vice, Miguel Pichetto, participaron de los actos oficiales por el Día de la Independencia. Primero, junto al gobernador Manzur en Tucumán, y después en el desfile militar porteño. "Nunca es fácil llevar adelante una transformación tan grande y cambiar de raíz lo que estuvo arraigado tantos años", manifestó.

(Foto: Presidencia)
9 de Julio de 2019

El presidente Mauricio Macri, su candidato a vicepresidente, el senador peronista Miguel Pichetto, y varios miembros del Gabinete de ministros encabezaron este martes en Tucumán y Buenos Aires los festejos por el 203 aniversario de la Declaración de la Independencia.

Tras ser recibido por el gobernador de Tucumán, el peronista Juan Manzur, el presidente habló en el Museo Casa Histórica de la capital tucumana donde se firmó el acta independentista de 1816.

Al comenzar su discurso, el mandatario volvió a saludar a la familia del ex presidente Fernando de la Rúa, quien falleció esta madrugada, y lo recordó como “un dirigente bien intencionado” y “una buena persona”.

“Acá le dijimos al mundo que éramos independientes, acá está el fruto de nuestra diversidad, esa gran riqueza cultural de nuestros pueblos originarios. Como no emocionarnos en esta Casa histórica donde empezó todo, donde empezamos a caminar nuestra historia”, dijo el presidente desde el patio de la Casa de Tucumán, y comenzó a hilar un paralelismo histórico entre ese momento y la actualidad política.

"Ellos sabían que había dificultades y que muchos se oponían y actuaron desde la convicción, porque tenían claro qué valores querían defender y que no querían nunca más para sus vidas, igual que nosotros", señaló y sostuvo que "lo hicieron sabiendo que, pasara lo que pasara, esa transformación iba a estar acompañada de dos palabras, como nos pasa a nosotros: para siempre. La independencia y la libertad eran para siempre. No hay marcha atrás cuando se deciden valores que son innegociables. No hay vuelta atrás cuando el pueblo está decidido a ir en una dirección", subrayó.

“Hoy vemos esa época como muy lejana. Vemos a esos hombres y mujeres como próceres inalcanzables. No eran tan distintos a lo que somos los argentinos hoy. Eran personas con diferencias e incertidumbres, o piensan que era fácil tomar la decisión de separarse de España, se jugaba mucho, el futuro de sus familias, de un país entero. Nunca es fácil llevar adelante una transformación tan grande y cambiar de raíz lo que estuvo arraigado tantos años. Nos pasa a nosotros, pero son transformaciones que necesitamos para crecer, avanzar y no quedarnos estancados”, manifestó.

“Más que nunca tenemos que trabajar mas allá de nuestras diferencias, encarando los problemas de frente y sin miedo. Podemos lograr lo que queremos si cada uno ve más allá de nuestro interés y aportar a nuestro futuro común. Hagámoslo por nuestros hijos, por nuestros nietos y por nosotros mismos”, reclamó.

“No había superhéroes en 1816 y tampoco los hay hoy. Somos personas de carne y hueso. Ciudadanos comprometidos que podemos unir nuestro entusiasmo por este gran sueño que es Argentina. Queridos argentinos, depende de nosotros. Claro que se puede. Se los digo otra vez. Vamos argentinos y viva la patria”, concluyó.

Manzur fue otro de los oradores. El gobernador comenzó temprano con las actividades, con el tradicional chocolate patrio y un desfile militar. Manzur, quien manifestó su apoyo por la fórmula presidencial de Alberto y Cristina Fernández, sostuvo que la celebración de un nuevo aniversario de la Declaración de la Independencia puede ser el punto de partida "para buscar la unidad y cerrar la grieta para que a la Argentina le vaya mejor".

"Llegó el momento de trabajar en conjunto por un futuro mejor y no hay mejor manera de hacerlo en un cumpleaños como este", expresó.

En la Casa de Tucumán también estuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, junto a otros miembros del Gabinete y funcionarios provinciales.

...
(Foto: Telam)

Tras su discurso, el presidente regresó a Buenos Aires para presidir el desfile militar previsto en el barrio de Palermo, que se realiza sobre la avenida del Libertador, entre Salguero y Dorrego. Fueron convocados más de 4.000 efectivos y se realizará un pasaje aéreo de 16 aeronaves, además del despliegue de vehículos blindados y tanques.

El desfile militar vuelve a realizarse luego de que el año pasado se suspendiera para evitar protestas contra el gobierno. 

Como se estila en este tipo de exhibiciones oficiales, desde el palco, el jefe del Estado autorizó el inicio del desfile.

La pregunta la realizó el general de brigada José Antonio Saumell Robert, comandante de la Guarnición Militar Buenos Aires.

"Estamos todos ansiosos general, adelante, comencemos", respondió el Presidente, quien luego de una hora se retiró para poder asistir al velatorio de De la Rúa en el Congreso de la Nación.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N