Macri ya perdió y Alberto F. es CFK, la estrategia de Lavagna

Tanto en el debate como en los últimos días de campaña, el candidato seguirá su línea "antigrieta". Su repunte en las encuestas.
(Foto: TELAM)
13 de Octubre de 2019

El tramo final de la campaña para Roberto Lavagna comenzará, como para todos los candidatos, con el debate que se desarrollará hoy en Santa Fe.

El exministro de Economía se ceñirá a su estrategia. Intentará dejar plantada en el debate su identidad antigrieta, reiterará que Mauricio Macri "ya perdió" y que Alberto Fernández representa el "fracaso de Cristina".

Las encuestas que circularon esta semana muestran que el camino de Lavagna, en cierto sentido, es el correcto. Los sondeos lo mostraron con una intención de voto unos puntos superior al porcentaje que había  obtenido en las Primarias Abiertas.

En el marco del debate,  desde el equipo de campaña de Consenso Federal, le adelantaron a Tiempo que Lavagna "no utilizará los segundos extra para atacar a los otros candidatos sino que los invertirá en propuestas que se vinculan con la experiencia profesional que sacó a la Argentina de una crisis peor que esta".

Por otra parte, el candidato buscará remarcar que tanto Macri como Fernández hicieron propias propuestas que Lavagna realizó en la campaña que se llevó a cabo antes de la elección de agosto.

El candidato presidencial  llegará al debate acompañado por su equipo de trabajo conformado por Armando Torres, jefe de campaña; Brian Giménez, responsable de comunicación; Alejandro "El topo" Rodríguez, candidato a diputado nacional; y Juan Manuel Urtubey, candidato a vicepresidente.

Más allá del debate, el rumbo de la estrategia proselitista y las posibilidades de seguir aspirando votos macristas, en Consenso Federal comienzan a atravesar turbulencias propias de un escenario que lo sigue mostrando lejos de la disputa real por el poder.

Los rumores de que Urtubey, que apunta a 2023, se sumaría a la mesa del posmacrismo de la mano del gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, comienza a tener visos de realidad. El salteño,  para fin de año, será tan sólo un exgobernador. Sólo le quedará como capital político lo que pueda cosechar de nivel de conocimiento producto de la campaña presidencial como compañero de fórmula del exministro de economía. Y el recuerdo de sus gestiones como mandatario de Salta.

La decisión que tomó, declararse prescindente de la elección a mandatario provincial en su terruño, y la reunión que mantuvo a solas con Cornejo en Mendoza la semana pasada, son leídas por los articulares de Consenso Federal como un mensaje claro respecto del deseo del salteño de jugar en la mesa política que rodea a Horacio Rodríguez Larreta y que cuenta con la participación de Emilio Monzó, Rogelio Frigerio, Martín Lousteau y Cornejo, entre otros.  «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS