Maduro: "Yo mismo voy a ir el domingo a la mesa de diálogo"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que irá personalmente en representación del gobierno al encuentro entre oficialistas y opositores que se instalará el próximo domingo en la isla Margarita, con la mediación del papa Francisco y por impulso de la Unasur.
25 de Octubre de 2016

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que irá personalmente en representación del gobierno a la mesa de diálogo entre oficialistas y opositores que se instalará el próximo domingo en la isla Margarita, con la mediación del papa Francisco y por impulso de la Unasur.

"El domingo yo mismo voy a ir a la mesa del diálogo a conversar con todos los actores presentes”, dijo Maduro en un acto frente a militantes chavistas en Caracas.

El jefe de Estado también acusó a los opositores que se oponen al dialogo de seguir instrucciones del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a quien le atribuyó el deseo de "destruir" a su país.

"Yo le hago un llamado a los líderes de la oposición que crean en la democracia de verdad, a los que crean en el diálogo, a que den un paso al frente, a que no se dejen chantajear por los sectores extremistas de derecha", añadió.

Maduro hizo esta declaración un día antes de la jornada de protesta organizada por la oposición, que llamó a "tomar Venezuela de punta a punta" este miércoles en demanda de la activación del proceso para organizar un referendo revocatorio del mandato de Maduro.

Hoy, la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), dominada por la oposición, decidió abrir un procedimiento político para determinar las responsabilidades de Maduro en la crisis social y económica del país.

Maduro respondió con una convocatoria para mañana al Consejo de Defensa de la Nación (Codena), un organismo en el que están representados todos los poderes del Estado, para analizar el temario del diálogo.

La reunión del próximo domingo fue gestionada por el enviado especial del papa Francisco a Caracas, monseñor Emil Paul Tscherrig, y anunciada después de una inesperada visita de Maduro al Pontífice, quien lo recibió en audiencia privada.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS