Marcha por los despidos en la Secretaría de Integración Social y Urbana

Movimientos sindicales y sociales se concentraron para exigir la reincorporaron de diez trabajadoras. Denuncian que "el proyecto de urbanización de la Villa 31 es una fachada".
23 de Enero de 2018

Este martes al mediodía vecinos del barrio Padre Mugica de la villa 31 y 31 Bis se concentraron en la puerta de palacio Lezama ubicado sobre (Av. Martin Garcia 364) donde funciona la sede urbanización de la Ciudad para exigir la inmediata reincorporación de diez trabajadoras sociales de  la Secretaría de Integración Social y Urbana (SECISYU).

El conjunto de las mujeres despedidas advierten que de parte de las autoridades del organismo no explicaron cuales el motivo de los despidos, las mismas fueron notificadas el viernes pasado por parte de Martín Videla Dorna, director de Gestión Comunitaria, quien llamó individualmente a cada una de las diez trabajadoras sociales que se desempeñan en el barrio,

En diálogo con Tiempo, Soledad, trabajadora social de la secretaria, explicó que "Martin Videla Dorna (director de gestión comunitaria)  no nos quiso decir  el motivo de nuestros despidos“.

Las involucradas denuncian una metodología de apriete y amenazas. El viernes pasado en un lapso de cuatro horas comenzaron una serie de llamados a cada una de nosotras en diferentes momentos  con intención extorsiva”. 

Por otra parte sostienen que la subsecretaria del organismo, Julieta Williams, no se presento ante el  cuarto intermedio dictado por el Ministerio de Trabajo para  resolver la situación de las diez trabajadoras.  “Ella es la responsable de nuestros despidos “.

El testimonio de los vecinos del barrio también se hizo escuchar, advierten que se están levantando solo unas pocas viviendas: “vinimos a reclamar que  las casas que se están construyendo no son para todos los que vivimos en el barrio y están utilizando Durlock para las paredes. Es una clara señal de fachada el proyecto de urbanización”, explicó uno de los vecinos.     

Por otra parte el  grupo de trabajadoras manifiesta que “no tienen motivos para que las despidan ya tenemos evaluaciones excelentes de nuestro trabajo y desempeño con los vecinos del barrio”.

Los despidos no responden a un recorte presupuestario, ya que la Secretaría tuvo un incremento del 135 por ciento.

El  jueves pasado todo el conjunto de trabajadores quienes desempeñan realizo una masiva e histórica movilización desde la puerta de las oficinas de la 31 hasta el corazón del barrio con más de 500 vecinos en solidaridad con la lucha  que llevan adelante las trabajadoras.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS