Mariana Enriquez premiada por tercera vez por su novela "Nuestra parte de la Noche"

La escritora acaba de ser galardona en España con el Premio de la Crítica.  Anteriormente había recibido por la misma novela el Premio Herralde y el Celsius en el marco de la Semana Negra de Gijón. Las mujeres ganan día a día un mayor protagonismo en el campo de la literatura
(Foto: Diego Paruelo)
29 de septiembre de 2020

La novela Nuestra parte de la noche (Anagrama) de Mariana Enríquez sigue cosechando galardones. Esta vez obtuvo el Premio de la Crítica otorgado por la Asociación Española de Críticos Literarios (AECL) que la institución otorga a un libro de narrativa publicado un año antes.

La autora escribió en su cuenta de Twitter: “No me esperaba este premio para nada ¡gracias!". Su sorpresa es comprensible, dado que luego del Premio Herralde que obtuvo en 2019 y el premio Celsius de este año en el marco de la Semana Negra de Gijón por la misma obra, dos premios de suma importancia en el campo de la literatura, no parecía probable que la novela siguiera cosechando distinciones.

Nuestra parte de la noche se desarrolla en los últimos años de la dictadura cívico-militar argentina y narra el viaje que un padre y un hijo desde Buenos Aires a las Cataratas del Iguazú.

En el momento de recibir el Premio Herralde dijo la autora de Nuestra parte de la noche: Es una novela muy personal. Tiene todas mis obsesiones, lo cual delata que son muchas mis obsesiones. Venía de escribir cuentos, no ficción y en un registro del que los lectores, y yo misma, quería más”

Al ganar el premio Celsius le dijo a Télam: "Esta novela me trae muchas satisfacciones en muchos sentidos porque aunque es una novela con mucha trama y muchísimos escenarios y temas, al mismo tiempo, es muy personal por el proceso y la cantidad de obsesiones personales que contiene; entonces que a una novela que está tan cerca mío le vaya bien en los reconocimientos me pone muy contenta".

El premio de la Asociación Española de Críticos Literarios en el rubro narrativa – también se otorga en la categoría poesía- distingue obras escritas en todas las lenguas que se hablan en España: el castellano, el catalán, el gallego y el vascuence. El premio en lengua castellana fue entregado por primera vez 1956 y lo obtuvo el escritor Camilo José Cela.

Más allá del valor específico del premio recibido recientemente, la distinción tiene otras implicancias, ya que habla también del protagonismo literario que comienzan a tener las mujeres luego de largos años de ser ignoradas en el campo cultural como en tantos otros. 

A esto se suma que su nombre integra hoy una nómina de ganadores donde figuran escritores de primera línea internacional. Por ejemplo, Javier Marías lo ganó dos veces en 1997 por Corazón tan blanco y en 2018 por Berta Isla. También Vargas Llosa lo ganó en dos oportunidades, en 1964 por La ciudad y los perros y en 1967 por La casa verde. En 2010 lo recibe Ricardo Piglia por Blanco Nocturno. Fernando Aramburu lo obtuvo en 2016 por su monumental novela Patria. Enrique Vila-Matas lo ganó en 2002 por El mal de Montano. En la larga lista que va de 1956 a 2019, sólo lo ganaron cinco mujeres: Ana María Matute, Elena Quiroga, Clara Usón, Cristina Fernández Cubas y ahora Mariana Enriquez.

No es la primera buena noticia que la autora recibe este año, ya que también fue designada como directora de Letras del Fondo Nacional de las Artes (FNA).

Nacida en 1973, además de escritora Enriquez es docente y una reconocida periodista que se desempeña como subeditora del suplemento Radar de Página 12.

Es autora de Bajar es lo peor, Los peligros de fumar en la cama, Las cosas que perdimos en el fuego, Ese verano a oscuras y La hermana menor.

El premio que acaba de recibir la autora es, sin duda, un reconocimiento de su talento, pero es posible que ese mismo talento no fuera reconocido apenas unos pocos años atrás. Su premio tiene que ver también con el espacio que van ganando las mujeres en todos los rubros, también en la literatura.

En 2019 fueron muchas las mujeres argentinas en recibir prestigiosos premios internacionales, comenzando por el Premio Herralde que obtuvo Enriquez.

Selva Almada, ganó el First Book Award (Premio al Primer Libro) a los pocos meses de que su novela El viento que arrasa fuera traducida al inglés. María Gainza resultó la ganadora del Premio de Literatura Sor Juana Inés de la Cruz que otorga la Feria Internacional del Libro de Guadalajara por Luz negra. Leila Gerriero fue galardonada en España con el Premio Internacional de Periodismo Manuel Vázquez Montalbán en la categoría Periodismo cultural y político. La escritora Luisa Valenzuela, recibió en octubre el Premio Internacional Carlos Fuentes a la creación literaria. En el mes septiembre, Ángela Pradeli ganó el premio otorgado por la editorial People´s Literature Press al Mejor libro en español publicado en 2018 que otorga la Asociación de Escritores Chinos en Shangai por La violenta respiración del mundo, una novela que habla de los niños apropiados durante la última dictadura militar argentina y en la que aparece Rodolfo Walsh como personaje. Por su parte, María Rosa Lojo, escritora e investigadora literaria,  hija de inmigrantes gallegos, fue nombrada miembro de honor de la Real Academia Gallega porque "la emigración y el exilio son dos elementos constantes en sus textos autobiográficos y de ficción".

Por esta razón la alegría por el premio de Enriquez es doble en la medida en que es también un reconocimiento al talento femenino.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual