Mario Giammaría: "En AFA no hay con quién hablar, están en piloto automático"

El titular de la Asociación Rosarina de Fútbol fue el único dirigente que votó contra la Superliga. Más allá del paro en la B Nacional, advierte sobre un panorama complicado.
25 de Septiembre de 2016

A mediados de julio, Mario Giammaría personificó el único freno a la primera intromisión del gobierno nacional en la AFA. En soledad, el presidente de la Asociación Rosarina de Fútbol fue una especie de celebridad, de héroe popular por un gesto: levantar la mano para votar en contra de la creación de la Superliga. Acaso esa postura sea la que ahora le permite alejarse tanto de la posición de la Comisión Normalizadora como de la de los representantes de la B Nacional, la categoría que se reveló ante los incumplimientos del Estado.

-¿Llegó tarde el paro?

-El Ascenso se apresuró cuando estaba en ese primer plan de lucha y firmaron solo un acta de compromiso. No había nada, solo era una urgencia para que arranque la A. Nunca estuvo ese dinero, fue sólo una promesa para salir del apuro.

-¿Dice que se olfateaba esta situación?

-Creí que por lo menos le iban a pagar. Preveía que esto se iba a desencadenar a fines de noviembre. Lo que hicieron fue solo para poner en marcha los torneos y mostrar que la Normalizadora estaba empezando una gestión exitosa. No cumplieron ni lo básico.

-¿Cómo se puede resolver?

-Es difícil ver un panorama de salida. No hay con quién hablar, no hay interlocutores y eso confunde un poco más. Cada uno está en lo suyo. Armando Peréz estaba en Brasil viendo a Belgrano, Javier Medín está en Miami, Carolina Cristinziano está abocada a la redacción de ciertas cuestiones más específicas, y Pablo Toviggino está con parte de enfermo y no se quiere involucrar tanto por su vínculo con el interior. Están todos en piloto automático. Así es muy difícil avanzar.

-¿Coincide con la medida de protesta de la B Nacional?

-Entiendo a los clubes y sus planteos. Además hay otros actores en el medio que van a sufrir las consecuencias, como los jugadores. Ellos no son responsables y también van a padecer esta situación.

-¿Se ningunea al Ascenso?

-No creo que sea al Ascenso. No hay medidas ni planes de fondo. Tampoco creo se trate de cuestiones políticas. Es una cuestión logística y de operatoria. El paro político no tiene razón de ser. Podría ser si lograran que se adelantasen las elecciones pero eso no va a suceder.

-¿El interior va a ser parte del plenario del martes?

-Vamos a estar en una reunión en el Consejo Federal y veremos. No hay a quién plantearle algo. Se necesita un presidente representativo para que desde ahí se busque una solución. Hay clubes que están manejando la posibilidad de manejar los derechos deportivos por sí mismo. El que viene es un escenario complicado para el fútbol.

-¿Se cedió demasiado en la famosa asamblea de la Superliga?

-Le achacó cierta responsabilidad a sectores del Ascenso y del Interior. Desde el inicio, siempre se trató de promesas. Hay que tener actitudes más maduras. Si no se aprobaba eso al menos tenías un elemento de negociación a favor. Ahora ya es más difícil.

-¿No hay salida entonces?

-Se va a terminar separando la Primera A, como en España, y en la AFA va a quedar el resto. Va a sobrar una división y a la AFA tal vez solo le va a quedar la Selección como su mayor fuente.

-¿Se estancó el proyecto de ingreso de las sociedades anónimas o sigue en pie?

-Va a costar un poco por la idiosincrasia de nuestro fútbol, por la pasión y la participación societaria. Pero antes estaban bloqueadas y ahora tienen ventana para colarse.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS