Más de 7 millones de personas votaron en el plebiscito de la oposición

En el plebiscito considerado ilegal por el oficialismo, el 95% rechazó la Asamblea Constituyente impulsada por Maduro para reformar la Carta Magna.
17 de julio de 2017

Más de 7 millones de venezolanos votaron en contra de la Asamblea Constituyente impulsada por el presidente Nicolás Maduro para reformar la Carta Magna, en una consulta popular organizada por la oposición, según datos difundidos por los organizadores.

El plebiscito fue considerado ilegal y sin validez por el oficialismo ya que en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) se estableció que "no habrá en la Constitución de Venezuela el plebiscito como medio de participación para legitimar alguno de los poderes".

La comisión de rectores universitarios informó que tras computar el 95% de las actas se contabilizó una participación de 7.186.170, prácticamente la mitad del padrón.

La rectora de la Universidad Central de Venezuela, Cecilia García Arocha, indicó las cifras: "Al 95 por ciento de las actas escrutadas tenemos 7.187.170 electores que participaron", dijo y agregó que en el país votaron 6,4 millones y en el exterior 693.789 venezolanos.

Los venezolanos que participaron en el plebiscito respondieron a tres preguntas. Una apuntaba al rechazo a la Constituyente convocada por Maduro; otra, preguntaba si se le demandaba a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana "obedecer y defender la Constitución"; y la última, consultaba si se aprobaba la renovación de los poderes públicos y la formación de un gobierno de unidad nacional.

El presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges, festejó y aseguró que Venezuela le dijo "sí" a un país sin violencia, a un país de progreso unido y en libertad, citó la agencia de noticias DPA.

"Hemos recibido un mandato claro de 7,1 millones para tener la certeza de que vamos a lograr un cambio democrático. Vamos a honrar ese grito que dio Venezuela", señaló.

Agregó que Maduro fue elegido presidente en 2013 con menos votos de los que se emitieron en esta consulta. "Ese era el miedo que se le tenía al referéndum revocatorio y por eso lo impidió", señaló sobre la consulta contra Maduro que fue solicitada por la oposición y obstruida por medidas judiciales el año pasado.

"Por eso el gobierno no quiere hacer elecciones más nunca. Esta votación se hizo con 14.000 mesas electorales, cuando en una elección normal son 45.000", señaló anoche al finalizar la jornada.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual