Más parecida a Italia

Columna de opinión.
La inminente convocatoria electoral en España abre interrogantes sobre el futuro comportamiento del electorado, cansado del desgobierno de estos varios meses. Pedro Sánchez fracasó en su intento de formar gobierno y Pablo Iglesias de que ese gobierno fuera de izquierdas, mientras que el Partido Popular atraviesa una crisis profunda por la cantidad de miembros implicados en casos de corrupción.
España cada vez se parece más a Italia en su inestabilidad política. La aparición de Podemos fue un terremoto que movió todos los cimientos de la sociedad. Puso en cuestionamiento a la clase política y las antiguas maneras de gobernar.
Pero sería muy difícil decir como se comportará el electorado. Todo indica que no habrá grandes cambios aunque nadie sabe con certeza quienes serán los castigados por este desgobierno. Porque la crisis económica continúa y la población reclama un gobierno que dé respuesta a los graves problemas sociales y económicos.
Queda por delante legalizar las futuras alianzas políticas, que tendrán un efecto especial en la izquierda. Conoceremos como ampliará Podemos su política de alianzas; ¿Cuál será la forma de integrar a Izquierda Unida? ¿Será con el método de fagocitación o está dispuesta a compartir sus siglas con ellos?
Podemos,  Izquierda Unida, las Mareas y otros pequeños partidos, pueden aumentar el número de escaños que habían obtenido cada uno por separado. Esto convertiría a esta alianza en la segunda fuerza superando al PSOE, que en diciembre le ganó a Podemos por apenas 300 mil votos. En esta coyuntura se invertiría la situación, y el encargado de intentar formar gobierno sería Podemos con el PSOE como aliado de gobierno.
Esta situación puede plantear una nueva crisis, ya que la derecha del PSOE se niega a un acuerdo de izquierda.  Cabría entonces la posibilidad de un acuerdo de los socialistas con el PP y Ciudadanos. Esta sería una alianza contranatura, que haría hacer desaparecer a este partido centenario.
En la actualidad española el final de la película queda muy abierto. El director tiene la posibilidad de hacer varios finales. Todos son posibles.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS