Michel Temer contra la pared: fue acusado de corrupción

Es la primera vez que un presidente brasileño es denunciado por ese delito grave ante el Supremo Tribunal Federal. Ahora depende de que la Cámara de Diputados habilite la investigación. El mandatario dijo que no renunciará.
27 de Junio de 2017

El procurador general del Brasil, Rodrigo Janot, presentó en las últimas horas ante el Supremo Tribunal Federal una denuncia contra el presidente Michel Temer y el ex diputado Rodrigo Rocha Loures (PMDB-PR) por el delito de corrupción. Así quedó formalizada la acusación contra Temer, que será juzgado si la Cámara de Diputados lo autoriza.

El hecho tiene una enorme gravedad ya que se trata de la primera denuncia concreta cobre corrupción que sufre un primer mandatario de la República ante al STF en el ejercicio del mandato. Desde el Palacio del Planalto, la sede del gobierno, dijeron que el mandatario no se va a manifestar por esta acusación.

En el texto que explicita la denuncia, Janot le solicita al ministro Edson Fachin, relator de la Operación Lava Jato en el Supremo Tribunal, que el caso sólo sea enviado a la Cámara después de que Temer y Rocha Loures presenten su defensa, lo que debería suceder en un lapso no mayor a los 15 días, luego de la notificación. En esta misma causa, el presidente es investigado por obstrucción a la Justicia y participación en organización delictivas.

El delito de corrupción pasiva se define en el Código Penal como el acto de "solicitar o recibir, para sí o para otro, directa o indirectamente, aunque fuera de la función o antes de asumirla, pero en razón de ella, ventaja indebida, o Aceptar la promesa de tal ventaja ". Y se contempla una pena de 2 a 12 años de prisión y multa.

La acusación preparada por Janot se basa en las investigaciones abiertas a partir de las delaciones de ejecutivos de JBS en el marco de la Operación Lava Jato. En abril de este año, el ex diputado y ex asesor del presidente Rodrigo Rocha Loures fue filmado, saliendo de un restaurante en São Paulo, con una maleta que contenía 500 mil reales. Según la PGR, el dinero se destinaba a Michel Temer y era parte de la coima pagada por JBS para que la empresa fuese favorecida, por influencia del gobierno, en el Consejo Administrativo de Defensa Económica en un proceso para reducir el precio del gas suministrado por Petrobras a una termoeléctrica de la empresa.

Para Janot, la conexión de Rocha Loures con Michel Temer fue confirmada en una conversación grabada, en marzo, en la que el presidente le señala a uno de los dueños de JBS, Joesley Batista, que el ex diputado es la persona de su "más estricta confianza" y que es el indicado para tratar los problemas que enfrenta a la empresa en el gobierno. En su defensa, Temer dice que "simplemente escuchó" quejas del empresario, sin conceder ningún beneficio del gobierno.

El presidente ha negado todas las acusaciones y afirmó que no renunciará.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS