Mientras la CGT dialoga, Triaca y los industriales avanzan

En un almuerzo con la UIA, el ministro de Trabajo ratificó la reforma laboral "gradualista" y anunció un proyecto de ley de blanqueo.
4 de Octubre de 2017

En el día en que la conducción de la CGT decidió reafirmar su posición "dialoguista", el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y la cúpula de la Unión Industrial (UIA) avanzaron en la agenda conjunta sobre las reformas tributaria y laboral.

En un almuerzo que compartieron en la sede de la central fabril, el funcionario nacional anunció que el Ejecutivo está terminando de elaborar un proyecto de ley de blanqueo laboral. 

Además celebró que la Ciudad de Buenos Aires y Córdoba adhirieron a la nueva ley de ART que apunta a reducir las pérdidas de las empresas que afrontan demandas laborales. No obstante, Triaca les pidió a los industriales “trabajar conjuntamente y en forma paralela” para negociar con gobernadores y diputados de las provincias que todavía no adhirieron a la norma, una de las demandas del sector privado para aumentar la competitividad (rentabilidad) de las compañías.

El dirigente textil, Jorge Sorabilla, aseguró que Triaca admitió los altos niveles de informalidad en el empleo. En ese sentido, el funcionario destacó el proyecto de ley para blanquear personal pero remarcó que la efectividad de la norma dependerá en parte del Ministerio de Hacienda, que “deberá acompañar con una baja de los impuestos y las contribuciones que no descuiden el financiamiento del Estado y la seguridad social”. Según Sorabilla, "Triaca dijo que el gobierno es conciente de que hay que mejorar los costos salariales, los aportes patronales, los costos de las ART”, enumeró.

La semana pasada, en la conferencia anual de la fundación Protejer, los textiles informaron que las empresas del sector elaboraron un proyecto sectorial para formalizar trabajadores. Hoy en la reunión se confirmó que ese proyecto será enviado al Congreso de la Nación para su tratamiento después de los comicios legislativos. Lo mismo ocurrirá con la iniciativa oficial, que trasciende el universo textil y prevé abarcar para toda la industria.

El cruce del ministro con los industriales coincidió temporalmente con el Confederal de la CGT, que terminó con una renovación del perfil “dialoguista” de la conducción sindical a contramano de los sectores que reclamaban un paro general.

Pese al clima gremial “favorable”, el ministro de Trabajo confirmó a los empresarios fabriles que habrá reforma laboral pero no por medio de una ley general sino como fruto de negociaciones sector por sector, en el marco de mesas de negociación particulares, a la manera de las que se vienen realizando en los sectores petrolero, automotriz y hasta en los propios ámbitos textil y del calzado.

El funcionario macrista alentó a los hombres de la UIA a “ganar competitividad en forma constante, tratando de acordar con los gremios de cada sector para bajar los costos”. Finalmente, volvió a transmitir el compromiso del gobierno con la agenda privada aunque ratificó la estrategia “gradualista” que definió la administración central tras las PASO: “hay mucha gente que recibe beneficios sociales y el presidente (Mauricio Macri) no quiere desfinanciar el presupuesto”, justificó Triaca durante el almuerzo.

Expectativa en el calzado

El proyecto de ley de blanqueo de los textiles incluye al sector del calzado. El titular de la Cámara del Calzado (CIC), Alberto Sellaro, confirmó la versión de su par textil y celebró la propuesta del enviado de Macri como “una posibilidad interesante para sumar puestos de trabajo”. Según dijo, “se está trabajando fuertemente con la reforma laboral pero fundamentalmente (con Triaca) hablamos de competitividad tomando como referencia el costo del salario argentino frente a los que se pagan en otros países, como Brasil y México”, un tema que también expusieron los representantes de la industria automotriz. 

“La posibilidad de lograr la reforma laboral es inminente” afirmó Sellaro, en un momento en el que “la CGT está abierta a dialogar”. 

Este mes los dirigentes de la UIA tienen previsto recibir también al ministro de Producción, Francisco Cabrera, a quien le entregarán informes sectoriales de competitividad.

Laboralistas en acción

Como respuesta, la Asociación de Abogadas y Abogados Laboralistas (AAL) anunció que entre el 5 y el 7 de octubre, “abogados, jueces, académicos y representantes sindicales de todo el país se congregarán en Entre Ríos para elaborar propuestas contrarias a la reforma laboral que avanza en negociaciones entre el gobierno, las empresas y la CGT.
En un comunicado oficial, el presidente de AAL, Matías Cremonte, consideró que el encuentro "es fundamental en esta coyuntura” y defendió “que los abogados y abogadas laboralistas utilicemos este ámbito tradicional de debate para reflexionar acerca de la avanzada sobre los derechos laborales, que es definitiva el objetivo de los ataques sistemáticos del gobierno nacional tanto a nosotros como a la justicia del trabajo”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS