Monzó fue reelegido presidente de la Cámara de Diputados y reivindicó “la rosca”

Pese al anuncio de su alejamiento del oficialismo, el diputado por la provincia de Buenos Aires fue propuesto por Cambiemos para seguir al frente de la Cámara baja.

(Foto: Diego Paruelo)
Por Agustín Alvarez Rey - @alvarezrey
5 de Diciembre de 2018

El peronista bonaerense Emilio Monzó, circunstancialmente diputado de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires, fue nuevamente propuesto por el oficialismo para conducir la Cámara de Diputados un año más y fue ratificado por la unanimidad del cuerpo.

Pese al anuncio realizado ante distintos medios de su decisión de alejarse de Cambiemos cuando concluya su mandato como diputado el 10 de diciembre de 2019, Monzó recogió los elogios y los aplausos del bloque oficialista luego de que el presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri, hiciera la propuesta formal en la apertura de la sesión preparatoria.

A la hora de agradecer su nueva designación sorprendió con una afirmación. "Reivindico la rosca", dijo, y despertó un aplauso cerrado. En ese contexto agregó: “Esto no se hace de manera virtual, no se hace con las redes sino de manera personal”. Fue una crítica directa a los modos de construcción político-electoral del oficialismo y a la escuela del asesor Jaime Durán Barba. 

Ya emocionado, Monzó destacó que “el futuro de los acuerdos está en el diálogo”, y se comprometió a “contribuir para cerrar grietas”. Reconoció el “año complejo”, pero destacó los acuerdos alcanzados, y citó el “histórico debate” sobre la despenalización del aborto, en el que participaron todos los sectores de la geografía nacional. Definió esa discusión legislativas como “una experiencia de enriquecimiento institucional” y un “valioso aporte de participación ciudadana”.

Monzó cosechó elogios de todos los sectores del recinto. Negri destacó que “la figura del legislador sintetiza las condiciones básicas, necesarias e indispensables para ejercer la complejidad de un Cámara donde nosotros como oficialismo no tenemos mayoría”.

Por el Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi ponderó “las cualidades políticas y personales del presidente de la Cámara y sus intentos siempre de que este Congreso funcione”, pero marcó la responsabilidad del oficialismo por la baja producción parlamentaria, la más magra desde 1983.

A su turno, el líder del interbloque Argentina Federal, Pablo Kosiner, remarcó la “esencia” peronista de Monzó y enfatizó: “Si el gobierno nacional hubiese escuchado un poco más al diputado Monzó muchas cosas se hubieran solucionado. Espero no generarle algún inconveniente con esto”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N