Protesta contra las ganancias exorbitantes de una multinacional de ropa deportiva

Textiles y vendedores ambulantes se movilizaron frente a la filial de Nike en el Abasto. "Esclaviza a los costureros y las costureras en la confección de sus prendas", acusó Nicolás Caropresi, referente del MTE/CTEP. 

Por Marta Flores * - *Artículo realizado en el marco de las prácticas de estudiantes de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) en Tiempo Argentino.
29 de Octubre de 2018

Alrededor de 300 vendedores ambulantes y costureros se manifestaron en la puerta del shopping del Abasto frente al local de Nike para denunciar la persecución en la vía pública y la explotación de los talleres clandestinos.

Trabajadores de CABA, Lomas de Zamora, La Matanza, Morón, Moreno y Pilar participaron de la concentración. “Todos compañeros que de alguna u otra manera son víctimas de la violencia que ejercen estas multinacionales”, expresó Nicolás Caropresi, referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Con carteles que decían “Nike, dónde hacés tus prendas”, “La venta ambulante no es delito”, “No a la superexplotación de los trabajadores” y “Just don’t do it”, este último en referencia al tradicional lema de la marca, con gráficos que mostraban escenas de las violencia que sufren los trabajadores, iniciaron la protesta que incluyó una asamblea frente a la vidriera del local del shopping.

En la protesta, también se hizo el pedido de promocionar y poner en condiciones el galpón donde se llevaron a los vendedores ambulantes que tenían sus puestos en las calles de la zona de Once y fueron desalojados.

La movilización tuvo por objetivo poner en evidencia que la empresa explota a sus trabajadores, persigue a los vendedores ambulantes de la vía pública, a la vez que premia a la Policía de la Ciudad por las tareas realizadas para combatir las falsificaciones. “Por un lado, el trabajo esclavo que es el que produce la ropa con la cual hace la increíble ganancia que obtiene y por otro lado, Nike junto a otras empresas premian a la Policía de la Ciudad y a la fiscal Celsa Ramírez por lo que ellos denominan el ‘buen trabajo’ para combatir las falsificaciones, lo cual se traduce en policías pegándole en la calle a senegaleses, argentinos, bolivianos, peruanos, por criminalizar al trabajador de la vía pública en un contexto donde cada vez es más difícil tener laburo”, aseguró Caropresi.

El año pasado, la fiscal Celsa Ramírez y el subcomisario Sergio Herrera, de Contravenciones de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, recibieron un reconocimiento de manos de Santiago Peña, gerente de protección de Marca de Nike, en Argentina.

En agosto, el ministro Martín Ocampo y el secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro, fueron premiados desde varias empresas de ropa y cosméticos,  por las tareas de la Policía de Ciudad en los operativos de secuestro de artículos falsificados. “Deberían estar más preocupadas por los talleres clandestinos que les hacen sus prendas y no salir a perseguir a los trabajadores ambulantes. Es una empresa que gana al año 50 mil millones de dólares detrás de compañeros que ganan con toda la furia $ 10/15 mil pesos por mes”, concluyó Nicolás Caropresi.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS