Mujeres al borde de la crisis de la mediana edad

Julieta Cardinali, Romina Richi y Leonora Balcarce protagonizan la versión local de la exitosa obra española Mientras tanto.
23 de abril de 2018

Tres mujeres en escena en una sala de espera, en cinco situaciones cotidianas distintas a lo largo de dos años, relatan cómo van cambiando sus vidas, casi sin querer. Ellas son los personajes encarnados por Julieta Cardinali, Romina Richi y Leonora Balcarce, las actrices de Mientras tanto, la obra escrita por Miguel Ángel Cárcano y María Inés González que luego de tres exitosas temporadas en España empieza a recorrer el mundo con distintos elencos. Y ese "casi sin querer" es el que las lleva a recorrer los tópicos de tres mujeres de hoy que empiezan a dejar atrás los treinta y pico para dirigirse a los cuarenta. 

"Es una mirada muy intimista sobre la amistad –arranca Cardinali–. Emociona y por momentos te reís de pavadas. Me parece que tiene que ver con la vida misma y la amistad entre tres chicas". "Entre tres mujeres ya no somos chicas", agrega en voz baja la propia Cardinali y todas se ríen.  

Cardinali, Richi y Balcarce tienen su propia personalidad.  Pero por momentos parecen una sola voz. Se conocen desde chiquitas o adolescentes, según el caso, y todas pasaron por la emblemática telenovela de Cris Morena, Verano del '98. "Ahí estuvimos en diferentes años. Después compartimos ¿De quién es el portaligas? (la película de Fito Páez) y ya éramos amigas. Y con Romi trabajamos juntas en Farsantes", describe Cardinali. "Nos conocemos desde hace mucho, mucho tiempo, de la actuación", subraya Balcarce. 

–¿El hecho de ser amigas guarda relación con la convocatoria?

Julieta Cardinali: –En realidad, sí. El guión le llegó primero a Romi y cuando lo leyó y supo que era una obra para tres amigas nos la acercó a nosotras. Un poco fue Romi la que armó este grupo.

Romina Richi: –Me llamó Ernesto (Medela, el director), leí el guión, había que buscar las amigas y le propuse a mis amigas.

–Es de suponer que tenés más amigas.

RR: –Sí, tengo más amigas (sonríe).

JC: –Nooo, de casualidad nos tiene a nosotras (risas).

RR: –Tengo más amigas, pero a ellas las que quiero muuucho más (se multiplican las risas).

La alegría por estar trabajando juntas es algo que parecen no poder disimular. Incluso cuando para seguir en tono llega el comentario sobre si Cardinali y Balcarce compiten por convertirse en la mejor amiga de Richi, se escucha un "¡Nooo!" rotundo de Balcarce, secundado casi al unísono por sus amigas. "No hay competencia", completa la actriz que participara en Botineras. "Tenemos 40 años", agrega y provoca la carcajada Cardinali.

–Antes se decía que las mujeres, en líneas generales, pero más las actrices, eran muy competitivas. ¿Creen que es una etapa que quedó atrás?

JC: –Justamente el director dijo que lo que estaba bueno de nosotras es que no competimos. Cosa que nosotras ni nos damos cuenta ya.

RR: Igual, por separado, más allá de que no nos toque trabajar con amigas, ninguna de las tres tiene esa cosa de competencia con las otras. A mí me tocó trabajar con actrices que por ahí ni conocía y nunca me enfoqué en la competencia. Y sí conozco muchas actrices que son súper competitivas. Me parece que no tiene que ver con lo generacional, sino con una cuestión de personalidad. 

JC: –Puede ser que seamos menos competitivas que nuestra generación previa. 

RR.: –Estamos seguras de lo que queremos. Pero somos respetuosas del trabajo ajeno. A mí no me gusta imponer nada, si tengo algo para decir quiero que tenga un fundamento. Eso te lo da la experiencia.

JC: –El director decía que éramos como el Muro de Berlín, era muy difícil entrarnos, en el sentido de que ni siquiera hace falta que hablemos para transmitirnos cosas. Eso es bueno en el escenario porque hay algo que ya tenemos recorrido.

–¿Y acortó los tiempos de ensayo?

RR: –Sí. 

JC: –No sé si los acortó, también hizo que disfrutáramos más todo el proceso. «

Todas a favor del aborto legal, seguro y gratuito

Cardinali, Richi y Balcarce son parte del colectivo artístico que está participando de los debates en el Congreso por el aborto legal, seguro y gratuito, por más que no hayan asistido por problemas de horarios laborales. "Estamos a favor", dicen tan en sintonía que no se distingue si alguien lo dice primero. "El aborto sucede igual –toma la palabra Cardinali–. Muchas mujeres se están muriendo a causa de los abortos clandestinos. Me parece que siempre tiene más para perder la gente de bajos recursos porque no tiene la posibilidad de pagar un médico y termina usando métodos que son realmente aberrantes para una mujer. Y la manera de que no se mueran esas mujeres, como pasa en los países más avanzados, es la posibilidad de que se legalice".

"Inclusive mujeres que sí pueden pagarlo también se mueren –agrega Richi–. Y eso queda tapado". "Opino igual –suscribe Balcarce–. Si ponés el video en el que Favaloro habla sobre el tema –se encuentra en YouTube–, no queda demasiado margen de duda. Suscribo cada palabra". 

–¿Les parece bueno el debate que se abrió en el Congreso?

RR: –Es muy interesante que se puedan escuchar las voces de quienes están en contra y a favor. Es un gran comienzo que nos empecemos a escuchar sin agresiones.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual