Murió Dylan Cruz, el joven colombiano que se convirtió en símbolo de las protestas contra el gobierno de Duque

Había sido salvajemente reprimido el sábado pasado en una de las marchas, donde recibió una bomba antidisturbios en la cabeza. Tenía sólo 18 años y hoy iba a recibir el título de bachiller de la escuela secundaria.

26 de Noviembre de 2019

...
(Foto: Twitter)

"Con pesar informamos que, no obstante la atención brindada durante estos días en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos, Dylan Cruz, en razón a su estado clínico, acaba de fallecer. Nuestros sentimientos solidarios de pésame a su familia y personas cercanas a él", indicó el comunicado del Hospital San Ignacio de Bogotá.

En pocos minutos, centenares de jóvenes se acercaron hasta el nosocomio cacerolas en mano y se acostaron sobre una de las principales avenidas de la capital colombiana, cortando el tránsito a modo de protesta y de homenaje al joven Dylan, quien hoy mismo iba a recibir el diploma de graduación como Bachiller en el colegio secundario al que concurría.

...
(Foto: AFP)

Dylan Cruz tenía solo 18 años y se convirtió en uno de los símbolos de las protestas callejeras en contra del gobierno de derecha de Iván Duque. El sábado pasado, en una de las tantas marchas que se registraron en Bogotá, fue golpeado brutalmente en la cabeza por una bomba aturdidora lanzada por el Escuadrón Antidisturbios (Esmad) de la policía.

...
(Foto: AFP)

Sin otra alternativa ante la indignación registrada en las calles y en las redes sociales a lo largo y a lo ancho de toda Colombia, el presidente Duque escribió un tuit por la muerte del joven. “Lamentamos profundamente la muerte del joven Dilan Cruz. Expresamos nuestras sinceras condolencias a su mamá, su abuelo y sus dos hermanas. Reitero mi solidaridad con esta familia”, fue su escueto mensaje, al tiempo que repetía su llamado a la paz y al diálogo nacional de todos los sectores para debatir las propuestas políticas “que calmen la impaciencia de los ciudadanos”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS