Nació un nuevo espacio peronista de gobernadores e intendentes

Así lo anunciaron Peppo de Chaco, Bertone de Tierra del Fuego y Bordet de Entre Ríos. También están los intendentes Katopodis, Zabaleta e Insaurralde.
1 de Septiembre de 2016

Un nuevo centro de gravedad se acaba de formar dentro del peronismo. Gobernadores e intendentes que pueden exhibir triunfo electoral y gestión coordinarán con el Bloque Justicialista en Diputados y con Miguel Ángel Pichetto en el Senado. Cristina Fernández, Daniel scioli y hasta el propio presidente del partido, el diputado José Luis Gioja quedaron afuera. Por lo menos por el momento. Y Sergio Massa tendrá un nuevo actor en el tablero a tener en cuenta para maniobrar. “No somos funcionales al gobierno ni somos la pata peronista del Pro”, dijo Domingo Peppo, gobernador de Chaco y exultante anfitrión del encuentro. “Para las elecciones tenemos que conformar un gran Frente y en especial en la provincia de Buenos Aires para volver a gobernarla”, convocó.

La agenda política de este nuevo grupo la definió el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, y dejó en claro que este nuevo espacio es de oposición. El tarifazo, el ajuste y el desempleo creciente son las preocupaciones de estos dirigentes. “Representamos a los trabajadores y a las economías regionales, queremos impulsar una agenda de inclusión social, propia del peronismo”, sostuvo el intendente de San Martín. “No queremos vivir discutiendo lo que pasó en estos doce años, fuimos gobierno, nos hacemos cargo y lo defendemos, pero queremos mirar para adelante”, dijo a Tiempo. “Es un proceso natural, aunque algunos no lo quieran ver, es necesario un recambio después de perder las elecciones”, abundó.

Rosana Bertone, gobernadora de Tierra del Fuego, por su parte, también expresó su preocupación por la pérdida de puestos de trabajo en su provincia. En tanto, Peppo, dueño de casa, anunció que “comenzó un nuevo estilo y metodología”. Si bien anunció que se van a reunir con todos, incluido Gioja, adelantó que espera que se conforme un nuevo bloque o interbloque peronista en Diputados, al que se van a ir sumando legisladores, que tendrá epicentro en el Bloque Justicialista, que encabeza Diego Bossio, que ayer no estuvo. De hecho, uno de los gobernadores presentes fue más duro: “La conducción de Héctor Recalde (presidente del bloque del Frente para la Victoria) no va más”. 

El próximo gran encuentro de este grupo será el 6 de septiembre en el hotel porteño NH. La excusa será celebrar el triunfo de Antonio Cafiero en la provincia de Buenos Aires cuando gobernaba el país Raúl Alfonsín.

Este nuevo espacio todavía no tiene nombre, “pero lo tendrá”, avisan sus integrantes. La denominación “grupo Esmeralda”, como lo quería llamar Martín Insaurralde de Lomas de Zamora no prendió, y la palabra renovación la acaparó Massa. Además de Peppo y Bertone también estuvo Gustavo Bordet de Entre Ríos. Pero también orbitan Juan Manuel Urtubey de Salta, Sergio Uñac de San Juan, (aunque se enoje Gioja) Carlos Verna de La Pampa, y quizá Gildo Insfrán de Formosa y Lucía Corpacci de Catamarca, ambos autoridades del PJ que conduce Gioja. Y algunos se animaron a anunciar que se va a sumar Juan Manzur de Tucumán. 

El primer test de funcionamiento será la ley de presupuesto que se tendrá que debatir en el Congreso, allí el Bloque Justicialista será el que vehiculice las necesidades de los gobernadores. 

Por su parte, el diputado del Bloque Justicialista Oscar Romero anunció que las reuniones continuarán la semana que viene o la próxima. “Nos acusan de dialoguistas como si eso fuera algo malo”, se quejó y definió: “Acá arrancó la reconstrucción del peronismo”. Otro diputado fue más duro: “Scioli y Gioja están desdibujados”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS