No era derroche: el ahorro de gas no crece a pesar del tarifazo

Las distribuidoras aseguran que menos del 15% de los usuarios logra reducir el uso del gas. Ello se debe a que su consumo está atado a necesidades básicas y no a "estar en patas" en invierno, como decía el presidente Macri en 2016.
3 de Marzo de 2018

"Si en invierno estás en remera y en patas, es que estás consumiendo energía de más", fue una célebre frase del presidente Mauricio Macri para referirse a los supuestos derroches energéticos que justificaban el tarifazo, allá por 2016. Desde ese momento, las tarifas de gas aumentaron en 1000% (de aprobarse la suba pedida por las empresas en la última audiencia pública). Pese a esto y a las recomendaciones sobre un uso responsable del gas -que incluyen no poner una cortina arriba de la estufa y no dejar la ventana abierta si hace frío–, el ahorro no se produce.

Entre las normas que surgieron tras la privatización de Gas del Estado, una de ellas obliga a las distribuidoras de gas (las que llevan el fluido al domicilio del usuario) a presentar declaraciones juradas con los porcentajes de usuarios que ahorran en su consumo. La última DD JJ de Metrogas,  de noviembre de 2017, indica que apenas el 15,3% de los usuarios residenciales ahorró un 15% o más de su consumo respecto de un año atrás. En el caso de Gas Natural Ban (Fenosa), es difícil hacer un análisis ya que la última DD JJ aportada al Enargas data de junio de 2016.

Los números de otras distribuidoras no son mucho más alentadores. En noviembre del año pasado, Camuzzi Gas Pampeana confirmó que los usuarios con ahorro superior al 15% sumaban el 12,43 por ciento. Para Camuzzi Gas del Sur, las cifras fueron similares: 13% con ahorro superior al 15 por ciento.

Para Gasnor, cuya última DDJJ es de agosto 2017, el promedio de usuarios con ahorro superior al 15% es del 15,35 por ciento.

En el caso de Gas Cuyana, estos suman un 16,9% también en noviembre de 2017. En tanto, Gas del Centro sumó un 16,1% de usuarios con ahorro mayor al 15% en el mismo período.

Gasnea y Litoral Gas no discriminan los valores por ahorros y Redengas siquiera tiene las DD JJ publicadas en el Enargas.

Sin embargo, estos números tienen una contracara. Según un informe del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), "el consumo de los hogares argentinos en 2017 fue más bajo que el de 2012 y apenas por encima del de 2011 (0,9 por ciento). De las 20 jurisdicciones con acceso a gas por redes, en 15 de ellas se registró una caída del consumo entre 2017 y 2016. La participación de estas 20 jurisdicciones en la demanda total residencial es del 83 por ciento. Las que más fuerte cayeron fueron Santa Fe (-20%), Córdoba, Jujuy y CABA (-17%) y Buenos Aires (-15 por ciento). Como puede advertirse, las jurisdicciones más densamente pobladas se desplomaron. Finalmente, agregar que los hogares de Buenos Aires consumen menos gas que en 2011, mientras que las estadísticas del Enargas no registran un número inferior (o sea, desde 1993) para el consumo de CABA en 2017".

Andrés Repar, miembro del Observatorio de Tarifas (OTA) de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), explicó a Tiempo esta contradicción de las cifras. "El uso del gas es inelástico. No depende de las ganas del usuario de usar más o menos gas. Si en invierno hace frío, va a prender la estufa. Las cifras de consumo que surjan en este tema son muy difíciles de dilucidar porque dependen de las más diversas variables. Principalmente, el clima. Pero también hay otras; por ejemplo, si una familia deja de ir a comer afuera para ahorrar gastos, va a cocinar más en su casa y eso va a hacer que consuma más". 

Taxis, Uber y peajes

Desde ayer, viajar en taxi en la Ciudad de Buenos Aires sale un 18% más caro. Con el visto bueno de las autoridades porteñas, el valor de la bajada de bandera pasó a ser de $ 32,60 para los viajes diurnos y de $ 39,10 para los nocturnos (de 22 a 6 horas). El nuevo valor de cada "ficha", en tanto, será de 3,26 pesos.

En la última semana se llevó a cabo una audiencia pública en la cual la Asociación de Taxistas de Capital (ATC) había solicitado un incremento del 21%. En este sentido, el secretario general de la ATC, Alberto Rodríguez, argumentó: "Corremos detrás de la inflación, no somos formadores de precios".

Además, Uber también aumentará sus precios. "Aumentamos las tarifas para que manejar usando la plataforma en Buenos Aires sea aún más lucrativo", informó la empresa por mail a los conductores.

Finalmente, el gobierno nacional autorizó aumentos de hasta el 50% en los peajes de ocho corredores viales (1, 2, 3, 4, 5, 6, 8 y 18) y para la autopista que une Luján con Carlos Casares. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS