"No existe injusticia más devastadora que condenar a un inocente"

Dilma Rousseff pide un plebiscito para que la ciudadanía brasileña decida si quiere elecciones ya.
17 de Agosto de 2016

Brasilia

En una carta abierta al pueblo brasileño, la suspendida presidenta Dilma Rousseff volvió a clamar por su  inocencia y pidió al Senado que ponga fin al proceso de impeachment que podría terminar su mandato a fin de mes. "Pido a los senadores y senadoras que no cometan la injusticia de condenarme por un crimen que no cometí. No existe injusticia más devastadora que condenar a un inocente", dijo la mandataria.

"Será necesario que el Senado cierre el proceso de impeachment, reconociendo ante las pruebas irrefutables que no hubo crimen de responsabilidad, que soy inocente", señaló Rousseff al leer la carta ante la prensa, en el Palacio de Alvorada.

La mandataria prometió que si no es destituida en la etapa final del juicio que comenzará el 25 de agosto, y que se extenderá por cinco días, convocará a un plebiscito para que los brasileños decidan si quieren anticipar las elecciones presidenciales, previstas para 2018.

"Estoy convencida de la necesidad y daré mi apoyo irrestricto a la convocatoria de un plebiscito con el objetivo de consultar a la población sobre la realización anticipada de elecciones", anunció Rousseff en su "Mensaje al Senado y al pueblo brasileño".

"Si se consuma el impeachment sin crimen de responsabilidad, tendríamos un golpe de Estado. El colegio electoral de 110 millones de electores sería sustituido por 81 senadores", dijo.

La primera mujer en presidir Brasil está acusada de violar la Constitución al autorizar gastos a espaldas del Congreso y fue reemplazada interinamente por su vicepresidente Michel Temer.

Rousseff acusa a Temer de "traidor" por articular un arco opositor que, según indican todos los sondeos en el Senado, terminará con el ciclo de más de 13 años del izquierdista Partido de los Trabajadores en el poder.

Rousseff, suspendida el 12 de mayo, argumentó que "a estas alturas todos saben que no cometí ningún crimen y que no hay razón legal para este proceso. Fueron actos legales idénticos a los ejecutados por otros expresidentes. No era crimen en la época de aquellos, no es crimen ahora". Y al mismo tiempo pide que se realice un plebiscito para que los ciudadanos decidan si aceptan adelantar las elecciones presidenciales, que corresponderían recién en 2018.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS