“No hay lugar para una ruptura”

Luego de los cuestionamientos al acuerdo logrado con el gobierno, Héctor Daer despejó los rumores sobre una nueva división.
13 de Octubre de 2016

Uno de los secretarios generles de la CGT Héctor Daer afirmó que "no hay lugar para una ruptura" dentro de la central obrera, luego de que se acordara ayer con el gobierno una suma de 1000 pesos para jubilados y beneficiarios de la AUH y exenciones en el Impuesto a las Ganancias, y subrayó que la posibilidad de convocar un paro quedó desactivada por el momento.

"No hay lugar para una ruptura. Nos costó mucho la unidad. Todos sabemos hacia dónde vamos", enfatizó Daer esta mañana en declaraciones a radio Mitre y Nacional, al día siguiente de la reunión con funcionarios del gobierno nacional.

Al término de ese encuentro, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, anunció que se otorgará una suma de 1000 pesos a los jubilados que cobran el haber mínimo -que se extenderá a quienes cobran la Asignación Universal por Hijo- y se eximirá hasta 15 mil pesos el pago del Impuesto a las Ganancias sobre el medio aguinaldo para los salarios de hasta los 55 mil pesos brutos, lo que desactivó por el momento la convocatoria a una medida de fuerza.

Daer fue consultado sobre dirigentes como Pablo Moyano, secretario gremial de la central obrera, que expresó su disconformidad con el acuerdo e insistió en la necesidad de convocar a un paro nacional. "Pablo es un dirigente que tiene esa costumbre de adjetivar permanentemente los actos. Yo respeto todas las expresiones", le replicó hoy Daer y agregó: "Algunos compañeros creen que el paro es un tema en sí mismo."

En ese marco, el dirigente indicó que "la CGT no suple las discusiones sectoriales de cada sindicato" ni subroga "la autonomía de un sindicato o las facultades que tiene cada gremio para resolver sus temas en su actividad".

Destacó como "un paso, un avance" lo logrado hasta el momento para "recomponer la caída en los sectores más vulnerables", pero reconoció que "hay cuestiones pendientes" como el pago de un bono extraordinario para el sector privado antes de fin de año, que se hablará en la mesa del diálogo que el gobierno convocó para el próximo miércoles a través de un decreto publicado hoy en el Boletín Oficial.

Al ser consultado sobre si el paro está desactivado, Daer contestó: "Por supuesto, el paro es un instrumento para lograr un objetivo y nunca le pusimos fecha porque hubiéramos resentido la posibilidad de conversar" con el gobierno.

Por último, ante una consulta sobre si el Papa Francisco tuvo algún tipo de injerencia en la desactivación del paro, Daer dijo: "No quiero invocar la figura de quien es amigo de muchos de nosotros." Sin embargo destacó que el Episcopado -en una reunión que mantuvieron días atrás- "planteó que no escatimáramos ninguna posibilidad de diálogo". "Esos gestos de la Iglesia ayudan a que todos comprendamos la convivencia y establezcamos marcos de tolerancia", destacó el dirigente.

También podés leer:

> Principio de acuerdo entre el gobierno y la CGT cancela el paro

> Pese al acuerdo, se profundiza la interna en el sindicalismo

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS