No hay más inversión ni impulso de la economía

Por Randy Stagnaro, periodista.
30 de Julio de 2016

La transferencia de ingresos decidida por el gobierno nacional en favor de la patronal agraria no se ha traducido en mayores inversiones ni en un mayor impulso de la economía.

La Sociedad Rural informó el 20 de junio que la inversión del sector agropecuario llegaría este año a 58 mil millones de dólares. Sin embargo, los datos del Indec indican que a siete meses de recibir los enormes beneficios transferidos, calculados en torno de 128 mil millones de pesos, aún no se concretó esa inversión.

Por ejemplo, en el primer trimestre de este año se vendieron apenas 276 cosechadoras, 46 más que el magro resultado del mismo período de 2015. Para comparar, en el primer trimestre de 2004, cuando la economía se recuperaba, las ventas de cosechadoras sumaron 1146. En el caso de las sembradoras, fueron 176 las vendidas entre enero y marzo pasados versus 130 en el mismo período de 2015. En 2004 sumaron 628.

Más datos: la producción de la industria alimenticia, íntimamente vinculada a la actividad primaria, cayó un 0,4% interanual en el primer semestre de 2016, con destacados en el sector lácteo (-14%), carnes blancas (-6,9%), carnes rojas (-6,3 por ciento). En tanto, la producción de agroquímicos cayó un 4,2% interanual en el primer semestre.

En materia de empleo, los datos del Ministerio de Trabajo tampoco registran la inversión: en el sector agropecuario disminuyó el empleo registrado y perdió 9895 puestos de trabajo entre mayo de 2015 y el mismo mes de este año. Ello sin contar que la actividad rural se mantienen los históricos elevados niveles de empleo no registrado y que hacen a la ecuación estructural de costos, y por lo tanto, de ganancias, de los empresarios rurales.

Según los datos oficiales, la única actividad productiva que creció en el primer semestre fue la molienda de granos y oleaginosas, que creció un 16,2 por ciento. Este incremento tuvo su correlato con el crecimiento de las exportaciones de los productos primarios, que aumentaron en un 21,8% en cantidades, mientras que las de las manufacturas de origen agropecuario cayeron un 14,1 por ciento.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS