Con agresiones y robos, la barra de Excursionistas opacó el clásico femenino

En el final del partido, fueron hasta el vestuario para reclamar a los dirigentes y las futbolistas que les entregaran las camisetas, indumentaria que fue comprada por las mismas futbolistas. Antes, habían hostigado a las rivales y a la árbitra.
(Foto: Prensa Fútbol Femenino Profesional)
25 de Noviembre de 2019

El clásico lo ganó la violencia. Este domingo se jugó, por la novena fecha del torneo femenino de Primera División de AFA, el partido entre Excursionistas y Defensores de Belgrano, que terminó con triunfo del local por 3-2. Pero lamentablemente, la atención no se quedó en los que hicieron las jugadores dentro del campo de juego, sino que el accionar de la barra local opacó la jornada: tras el partido, los violentos increparon a los dirigentes y a las futbolistas para que les entregaran las camisetas, con amenazas de por medio.

El visitante ganaba  por dos goles de diferencia,  con los tantos en el primer tiempo de Karen Lopez y Antonella Tatulli. En este contexto, el maltrato por parte de la barra de Excursionistas no tardo en llegar. Los insultos y los escupitajos cayeron sobre las jugadoras visitantes, así como sobre la árbitra.

En declaraciones al medio especializado Futfemprof, Tatulli denunció: “No se hizo nada para que los insultos frenaran. 'Hija de puta' es lo menor que me dijeron, y me lo repitieron 850 mil veces  La tribuna fue completa y absolutamente una vergüenza. Espero de Excursionistas unas disculpas sinceras a todo el maltrato que sufrimos”.

El repudio en las redes sociales por los hechos de violencia y apriete sufrido por las jugadoras  no se hizo esperar y recibieron mensajes de apoyo y solidaridad de parte de sus pares. Una de las que se manifestó fue Maca Sánchez, futbolista de San Lorenzo y una de las principales responsables del avance de la profesionalización de la especialidad.

"Repudio total a lo que pasó hoy al finalizar el partido de fútbol femenino entre Excursionistas y Defensores de Belgrano. La barra apretando y amenazando a dirigentes y jugadoras para llevarse las camisetas. Y lo consiguieron mientras la policía observaba", escribió Sánchez.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS