La lucha sigue: decenas de miles de chilenos recibieron el año en la Plaza de la Dignidad

Cantaron, bailaron y recordaron a las víctimas del estallido social que ya lleva meses, en otra gran manifestación de protesta en contra del gobierno de Sebastián Piñera. De madrugada, los carabineros volvieron a reprimir.

1 de Enero de 2020
Miles de chilenos recibieron el 2020 en la Plaza Italia, epicentro del estallido social que vive el país desde hace más de dos meses, en una fiesta que duró hasta el amanecer, en la que hubo homenajes a los muertos durante la crisis y que terminó con represión de parte de los Carabineros.

“Año nuevo con Dignidad” fue el lema de la convocatoria, que se extendió hasta cerca de las 6 del primer día del 2020, cuando Carabineros irrumpieron en la plaza con carros hidrantes y dispersaron a los asistentes, según medios locales.

Durante la noche hubo cenas de fin de año y puestos callejeros de comida, batucadas y fuegos artificiales. También se homenajeó a las víctimas del estallido social y decenas de personas se congregaron con velas en la parada de metro Baquedano, ubicada en plena Plaza Italia, que los manifestantes rebautizaron "Plaza Dignidad".

Se cantaron en la madrugada cánticos que fueron símbolos durante la crisis: "El pueblo unido jamás será vencido", "Chile despertó" o "El baile de los que sobran", de la banda local Los Prisioneros.

Según la agencia EFE y sitios de diarios de Santiago, la noche había transcurrido en un ambiente pacífico y festivo, muy diferente al del viernes pasado, cuando cientos de personas que protestaban en Plaza Italia fueron dispersadas violentamente por los Carabineros y un manifestante murió al caer en una fosa con cables y electrocutarse.

En un breve video colgado en sus redes sociales, el presidente Sebastián Piñera dijo ayer que 2019 ha sido un año "duro y difícil" y que "dejó heridas en el cuerpo y el alma" del país y pidió "recuperar la amistad y la unidad entre los chilenos" para sanarlas.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS