Dos detenidos en un nuevo intento de desalojo de la Asamblea de Villa de Urquiza

El predio ubicado en Avenida Triunvirato al 4700 amaneció rodeado de efectivos de las Policías de la Ciudad y Federal. Los vecinos llamaron a movilizar para resistir el operativo y dos terminaron presos.

(Foto: Facebook Asamblea De Villa Urquiza)
26 de Diciembre de 2018

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires rodeó esta mañana el predio de la Asamblea Villa Urquiza ubicado en Avenida Triunvirato 4778. Los vecinos y miembros de ese colectivo barrial, gestores de una biblioteca y centro cultural al calor de la crisis de diciembre de 2001, convocaron a concentrarse en el lugar para evitar el desalojo pero la Policía intervino y detuvo a dos personas, Darío Comin y Sergio Céspedes Fernández.

Alejandra, la esposa de Darío dijo que se lo llevaron preso por "aplaudir en una esquina contra los negocios inmobiliarios" del gobierno porteño. "Vino el subcomisario, le pegó, otro policía lo empujó. Mi marido salió corriendo y le tiraron piedras hasta que lo agarraron", contó.

Los vecinos, a través de un comunicado que postearon en el Facebook de la Asamblea, sostienen que el gobierno de la Ciudad quiere “terminar con una asamblea barrial histórica solo para tomar terrenos para su negocios inmobiliarios”. “En este nuevo intento de desalojo no autorizado y totalmente ilegal responsabilizamos tanto al gobierno de la Ciudad como a Ramón Lanus, director de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, y al gobierno de Cambiemos por este nuevo ataque hacia los espacios culturales”, señalaron.

El centro está afincado desde el 2001 en un terreno que pertenece al Estado Nacional y que será subastado junto con otros lotes de la manzana para desarrollos inmobiliarios privados y de espacios públicos. En el último intento de desalojo se había acordado reubicar a la Asamblea en la que funciona una biblioteca popular, una videoteca, once talleres artísticos, un bachillerato popular y una consejería.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS