Nuevo plan del gobierno: electrodomésticos a 50 cuotas

Frente al encarecimiento de las compras con tarjetas luego de que el gobierno lanzara el plan Precios transparentes, ahora los bancos públicos intentan sostener el consumo con cincuentas cuotas.
11 de Febrero de 2017

Si usted está pensando en cómo llegar a fin de mes o cómo cubrir el último resumen de su tarjeta, tal vez este plan no sea el más indicado. En todo caso, frente al fracaso de Precios Transparentes, el gobierno lanzó un plan a 50 cuotas a una tasa anual del 19 por ciento.

Como un contragolpe fulminante, durante febrero los electrodomésticos llegaron a batir el techo del 40% con tarjeta, fue el caso de los precios de los televisores en 18 cuotas. El mercado no juega a la Play, y cuando ve la brecha no deja pasar la chance. Entonces, frente a la abrupta subida en el precio de electrodomésticos de línea blanca (lavarropas, televisores, aires acondicionados, celulares, etc.), el gobierno –a través de los bancos Nación, Provincia y Ciudad–lanzará desde este fin de semana un plan para revitalizar el consumo con cuotas de largo aliento.

Es decir que todos aquellos creyentes en que su empleo, su sueldo y la situación del país estarán a salvo para abril del año 2021 pueden proyectar la compra de un televisor o una computadora. Si bien en los tiempos vertiginosos que vive la tecnología, se corre el riesgo de quedar atrapado en la máquina del tiempo, se supone que otros productos, como un lavarropas, deberían durar esa cantidad de años. Aunque es cierto que para entonces tanto Mauricio Macri como Donald Trump, responsables de la estabilidad nacional y global, repectivamente, habrán llegado al fin de sus respectivos mandatos.

Pese al largo plazo, el gobierno tiene un objetivo inmediato: alentar el consumo. La medida empuja a optar por la compra en efectivo o a un plazo digno de una película de ciencia ficción. Este sábado el Banco Ciudad y el Nación pican en punta en las grandes tiendas y, si el plan da los resultados que el gobierno espera, lo extenderían a otros rubros, como indumentaria, construcción, turismo y servicios al automotor.

La cantidad de cuotas variará entre las 12, 24 o 50 mientras que la tasa se mantedrá en el 19% anual (lo que supone un costo financiero total del 25% anual, es decir, junto al seguro de vida, los gastos administrativos, entre otros costos). El Jefe de prensa de la entidad porteña, Jorge Velázquez, declaró a Télam que el banco "está tratando de hacer más sencilla la obtención de la tarjeta de la entidad para incluir más gente en la bancarización, para que accedan más personas y familias. Sólo pediremos DNI y un impuesto o servicio a nombre del solicitante".

El Banco Nación, mediante su tarjeta Nativa, disminuyó la tasa de interés para ese plazo y así se sumó a este intento por dulcificar el fuerte incremento que los precios financiados mostraron hasta la fecha. El Banco Provincia, por su parte, estaría ultimando los detalles administrativos para sostener este nuevo plan.

Con esta medida conjunta de los banco públicos, el gobierno nacional busca –paradojicamente– intervenir en el mercado marcando una tendencia a la que espera se sumen las entidades privadas. Aunque estas nada han dicho al respecto.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N