Ollas populares contra el hambre y el FMI: radiografía de una coyuntura en crisis

CTEP, Barrios de Pie y la CCC realizaron protestas en todo el país. Reclaman la declaración de la emergencia alimentaria porque cada vez más gente va a los comedores sociales.

(Foto: Mariano Martino)
Por Belén Zaffalon - Nota elaborada en el marco del programa de prácticas profesionales realizado entre Tiempo y la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV)
12 de Septiembre de 2018

Tras la marcha de los movimientos sociales nucleados en la CTEP, la CCC y Barrios de Pie, de la que participaron alrededor de 150mil personas, y las 1000 ollas populares en la 9 de Julio, se pudo evidenciar una realidad social que impacta en cientos de miles de hogares del país. Esto que se ve reflejado en el incremento de chicos y jubilados que hoy asisten a los merenderos y comedores sociales. Por ese motivo, según señalan desde los movimientos sociales, exigen que se declare de forma urgente la emergencia alimentaria.

Suba de las tarifas, incremento de los concurrentes a merenderos y comedores barriales, pérdida de trabajo y de changas son algunas de las situaciones que se destacan entre las problemáticas actuales de los distintos territorios. Ante esto se conforma una organización popular que cada vez convoca más a marchar contra el ajuste y las políticas implementadas por el Gobierno Nacional y Provincial de Buenos Aires.

Gildo Onorato, perteneciente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y Secretario de Políticas Sociales del Movimiento Evita, resaltó la importancia de la marcha y de las ollas populares en la Avenida 9 de Julio, dado que allí se planteó “la necesidad de que se aborden las cinco leyes de la Marcha Federal, y fundamentalmente la Ley de Emergencia Alimentaria”, que aún no tiene fecha de tratamiento. En este sentido, explicó que esto se da entendiendo “que el cuadro social es muy grave” y que de “proliferar el acuerdo con el Fondo y el rumbo económico con el gobierno vamos a pasarla muy mal, porque la pobreza estructural está creciendo”.

Coincidiendo con el planteo que realiza Onorato sobre el contexto actual de los barrios, Juan Carlos Alderete, perteneciente a la Corriente Clasista y Combativa (CCC), habló de “mucho sufrimiento” en los barrios y de que los comedores “ya no dan abasto porque se triplico la necesidad y los que van a comer”, esto sumado al incremento exponencial de las tarifas que “son impagables”. Por eso, continúa: “Planteamos la Ley de Emergencia Alimentaria como primer paso, no es lo único, pero si es lo más importante”. En esta ley exigen un “mayor presupuesto en ayuda alimentaria en las escuelas y comedores, con alimentos nutritivos”.

Por otro lado Gildo Onorato afirmó que van a sostener los canales de diálogo, pero que además de de políticas sociales, se necesita que “cambie el rumbo económico porque con este modelo económico no hay política social que aguante, no hay política social que sea efectiva, porque el modelo es una fábrica de pobre”. Y adelantó que la próxima semana van a las empresas de servicios públicos y que van “a tener una actitud activa en el paro nacional convocado por la CGT” para el martes 25 de septiembre. El plan de lucha, bajo el lema “Fuera el FMI. Basta de Hambre”, se enmarca en la agenda que programaron y definieron en asamblea días atrás.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS