Optimismo por el crecimiento chino

Analistas argentinas señalan la expectativa tras el anuncio de un aumenbto del 6,7 en el PBI del gigante asiático.
19 de Octubre de 2016

El mundo ha acogido con optimismo el 6,7 por ciento de crecimiento de la economía de China en el tercer trimestre del año, enfatizaron en Buenos Aires las expertas del país sudamericano Cecilia Peralta y Nadia Radulovich.

"La comunidad internacional ha recibido el crecimiento del 6,7 por ciento con optimismo, debido a que, según investigadores y algunas estimaciones de organismos multilaterales, el crecimiento podría haber caído en el tercer trimestre", dijeron en entrevista con Xinhua.

El dato del crecimiento chino en el tercer trimestre fue dado a conocer en la mañana del miércoles, hora de Beijing, por la Oficina Nacional de Estadísticas de China.

"El mundo económico cada tres meses tiene una invitación a conocer una de las informaciones más esperadas acerca del rumbo de la economía mundial: el crecimiento económico de cada trimestre del gigante asiático, el cual marca la dirección y las expectativas de la economía mundial", remarcaron las analistas, cofundadoras del equipo de investigación Asia Viewers.

Según comentaron, el estímulo con respecto "a la expansión de monetaria, la inversión en activos y el mercado crediticio fueron algunas de las variables que hicieron que la economía del gigante asiático pudiera sostenerse de manera constante".

Para Radulovich, miembro del Grupo China del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), "las expectativas generadas eran muchas y el anuncio oficial dará estímulos para el crecimiento económico chino, ya que el Gobierno intenta cumplir con su ambicioso objetivo de un margen de entre el 6,5 y el 7 por ciento anual".

"El año 2016 comenzó el nuevo plan quinquenal de China, con un cambio de dirección y de estrategia, mirando no sólo hacia afuera, sino que con una mirada hacia adentro para la generación de crecimiento de calidad y desarrollo con pilares en la innovación, la ciencia, la tecnología y la generación de mayor bienestar en sus habitantes", explicó.

Por su parte, Peralta, también miembro del Grupo China del CARI, puntualizó que "desde la crisis de Lehman Brothers (en 2008), la economía de China fue el motor del mundo y su recuperación, con proyecciones a futuro que consolidan a largo plazo esta posición".

"Hace unas semanas el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó un artículo donde confirma que el crecimiento chino se sostendrá y que la Unión Europea decaerá", recordó.

En concreto, el FMI proyectó un crecimiento mundial del 3,1 por ciento en 2016 y del 3,4 por ciento en 2017. Para la zona euro, del 1,7 por ciento y el 1,5 por ciento en cada uno de esos dos años y para Estados Unidos del 1,6 por ciento y el 2,2 por ciento.

Para los países emergentes y en desarrollo de Asia, las previsiones fueron del 6,4 por ciento y el 6,3 por ciento, con un rol fundamental de China, que crecería un 6,6 por ciento y 6,5 por ciento.

Las expertas argentinas se refirieron además a la expectativa para el último trimestre del año.

"Se espera que el cuarto trimestre de 2016 mantenga su tendencia, rondando entre el 6,5 y el 6,7 por ciento de crecimiento, siendo este uno de los mayores desafíos para los tomadores de decisiones del gigante asiático", consideraron.

En ese marco, afirmaron, "seguramente el hecho de que la economía china continúe creciendo como se espera, a razón del 6,5 por ciento anual, conllevará decisiones a nivel internacional y medidas de regulación y cambios en la estructura productiva de la segunda economía del mundo".

Entre ellos, dijo, el crecimiento de sus exportaciones, los cambios para afrontar el exceso de capacidad productiva en el sector industrial y la regulación tanto en el sector inmobiliario como en el sector financiero para evitar burbujas. A su juicio, "grandes desafíos para una economía en un ambicioso proceso de desarrollo".

El dato del tercer trimestre es similar al del anterior, el nivel más bajo desde la crisis financiera global a principios de 2009, pero aún dentro del margen del objetivo anual del Gobierno de entre un 6,5 y un 7 por ciento.

A pesar de la caída de los precios de las materias primas y de una lenta recuperación económica mundial, el crecimiento económico de China en 2015 fue de un 6,9 por ciento, según el FMI. En contraste, la media mundial de ese año fue de un 3,2 por ciento.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS