Otro beneficio a represores: la Corte habilitó la jubilación de privilegio al represor Smart

Fue ministro en la dictadura y está condenado. A pesar de eso, el máximo tribunal le permite cobrar por haber sido juez del Camarón, un tribunal para presos políticos.
26 de Julio de 2017

Un nuevo fallo de la Corte Suprema benefició a un represor condenado por delitos de lesa humanidad en la última dictadura. Luego del fallo que le aplicó el 2x1 a Luis Muiña, el máximo tribunal aprobó con el voto de Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Ricardo Lorenzetti que Jaime Smart cobre su jubilación de privilegio por haber sido integrante del Camarón.

Si bien se conoció esta semana, el fallo del máximo tribunal es del 4 de julio pasado en el que rechazó un pedido del Estado nacional que buscaba impedir el cobro de la jubilación. 

Smart, quien fue ministro de Gobierno del la provincia de Buenos Aires durante la última dictadura y se encuentra condenado por delitos de lesa humanidad en el Circuito Camps, integró la Cámara Federal porteña conocida como Camarón, creado el gobierno militar de Roberto Levingston para perseguir opositores políticos y guerrilleros.

Por ese paso como camarista de la justicia dictatorial es que Smart reclama su jubilación de privilegio y una deuda de 12 millones de pesos al Estado nacional.

En 2012, Smart se convirtió en uno de los primeros civiles condenado por su rol en la dictadura. Recibió prisión perpetua por la desaparición, asesinato y tormentos cometidos contra 280 personas en varios centros clandestinos de detención que funcionarios en la provincia.

Sin embargo, a 5 años de esa histórica condena, la sentencia aún no quedó firme y espera desde hace tiempo una decisión de la Cámara de Casación.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS