Para evitar divisiones en el Senado, el oficialismo debatirá solo la ley de reestructuración de la deuda

Si bien hay otros proyectos en agenda, el Frente de Todos prefiere asegurarse esta ley, que ya tiene acordada con Juntos por el Cambio, como sucedió en Diputados.

(Foto: Prensa Senado)
3 de Febrero de 2020

El Senado tratará el miércoles el proyecto de ley de reestructuración de la deuda que el país posee con acreedores internacionales y que tuvo un contundente respaldo político la semana pasada en la Cámara de Diputados. La oposición replicará su postura porque argumenta que en esta situación se tiene que “actuar con mucha seriedad”.

Por estas horas, no sólo el gobierno nacional trabaja en el exterior en la renegociación de la deuda pública externa, sino que también el oficialismo lo hace en el Senado aún sabiendo que a la hora de votar contará con las voluntades de los representantes del interbloque Juntos por el Cambio.

Sin arriesgar demasiado, el Frente de Todos no incorporará en esta sesión, de carácter extraordinaria, temas propuestos por Alberto Fernández como Ley de Góndolas y la designación de Marisa Graham como la Defensora de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que no sólo generan divisiones con el espacio opositor sino que también al interior del bloque. Cabe recordar que ambos proyectos cuentan con la aprobación de la Cámara de Diputados.

La sesión, que está convocada a las 10 de la mañana, pretende ser exprés y no contará con la presencia de Cristina Fernández de Kirchner –quien está a cargo del Ejecutivo nacional debido a la gira presidencial de Alberto Fernández por Europa- sino que será presidida por la santiagueña Claudia Ledesma Abdala de Zamora en su rol de presidenta provisional del Senado.

Primero, la iniciativa será tratada el martes a las 11 en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, que primero deberá constituirse y nombrará como presidente al cordobés Carlos Caserio, del Frente de Todos.

Si bien, el interbloque Juntos por el Cambio – que cuenta con 26 senadores- adelantó que acompañará al oficialismo tal como lo hizo en la Cámara de Diputados, este lunes terminará de marcar su posicionamiento en una reunión de bloque aunque varios de sus integrantes adelantaron que “es un tema que tiene que tratarse con seriedad” y también destacaron que “es importante el respaldo político”.

El Frente de Todos cuenta con 41 senadores pero hay que descontar el voto del tucumano José Alperovich – de licencia tras haber sido denunciado por atacar sexualmente a su sobrina- y de Ledesma Abdala de Zamora cuyo voto no cuenta porque presidirá la sesión.

Apuro por la designación de embajadores

En la sesión también se dará ingreso formal a los pliegos de distintos dirigentes políticos que fueron elegidos por el gobierno de Alberto Fernández para ocupar cargos en el exterior.

Una vez, cumplida con la formalidad legislativa, deberán pasar por la Comisión de Acuerdos donde se analizarán las propuestas y obtendrán dictamen para luego sí ser aprobados en el recinto del Senado.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS