Para la UDA, aumentará la desigualdad salarial en todo el país

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, salió a aclarar que la decisión del gobierno "no es contra nadie".
17 de Enero de 2018

Uno de los integrantes de la mesa nacional, el secretario General de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, advirtió que la ruptura de la paritaria nacional agravará la desigualdad salarial y le apuntó directamente al Ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, a quien le exigió que asuma su responsabilidad como funcionario del ámbito educativo.

“El Ministerio de Educación Nacional no se puede desligar de la responsabilidad de hablar de salarios porque el piso fijado históricamente en esta negociación es el que toman de referencia el resto de las provincias para sus discusiones”, lanzó en un comunicado el también secretario de Políticas Educativas de la CGT.

El docente agregó: “Si bien, el acuerdo paritario del año 2016 en el punto 4 estableció que el salario inicial docente no puede ser inferior en un 20 por ciento por encima del Salario Mínimo Vital y Móvil, el mismo punto también determina que esto no reemplaza a la discusión salarial en ese ámbito”.

Frente a la ola de críticas, el ministro Finocchiaro hizo declaraciones esta tarde. El funcionario remarcó que el decreto de la polémica “no es contra nadie” y aseguró que el objetivo es “ordenar y poner blanco sobre negro” a propósito de lo que definió como “la confusión que existía cuando se hablaba de una paritaria nacional”.

En diálogo con la agencia Telam, Finocchiaro agregó que la normativa publicada hoy en el Boletín Oficial "ordena un montón de cuestiones que en el anterior decreto reglamentario generaban confusiones y malentendidos".

Y sumó: "Si el entonces presidente, Néstor Kirchner, -que fue quien dictó el decreto reglamentario modificado hoy por el Gobierno nacional-, hubiese querido la paritaria nacional docente, hubiera hecho una ley de paritaria, cosa que no hizo".

La nueva norma, aseguró, ordena a futuro los temas que se tratarán entre el gobierno y los gremios nacionales, que serán de orden gremial pero curiosamente no abarcarán la paritaria.

El malestar de la dirigencia docente era claro. Además de la UDA se pronunció en contra el gremio mayoritario CTERA. Los demás gremios nacionales (SADOP, AMET y CEA) no emitieron opiniones hasta el cierre de esta nota. Varios referentes consultados en reserva se limitaron a decir que están estudiando la “grave” situación que generó el sorpresivo decreto del Ministerio.

Romero, de la UDA, recordó que ese sindicato ya realizó presentaciones en la Justicia y en la OIT sobre la intención gubernamental de anular la paritaria nacional. “De esta forma, nuevamente se verán aumentadas las diferencias e inequidades salariales en las distintas jurisdicciones, acentuándose así las desigualdades entre pares, ya que se vulnerará aún más el principio: a igual tarea, igual remuneración, perjudicándose así claramente aquellas provincias que cuentan con menos recursos financieros”, advirtió.

El gremialista indicó: “El Ministerio de Educación nacional está mirando para otro lado en lugar de cumplir con la obligación constitucional de sostener la educación pública, lo cual incluye también al salario”.

Y concluyó: “Esta medida, además adoptada en un momento en que todos los salarios iniciales docentes del país se encuentran por debajo de la línea de pobreza, a lo único que colaborará es para aumentar la grieta salarial existente”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS