Para los inquilinos, los nuevos créditos hipotecarios son insuficientes y potencialmente impagables

La asociación Inquilinos Agrupados cuestionó los planes que lanzó el oficialismo en el contexto del año electoral y en medio del creciente malestar social por la política económica. En el país hay siete millones de familias que alquilan su vivienda.
27 de Marzo de 2017

Los inquilinos cuestionaron hoy los créditos hipotecarios de los bancos Nación, Ciudad y Provincia al denunciar que son insuficientes para cubrir la demanda y difíciles de cumplir por la forma en que se actualiza la cuota mensual.

Las bancas lanzaron recientemente créditos para la compra de viviendas a 30 años que se ajustarán a través de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) atada al Índice de Precios al Consumidor (IPC).


En la actualidad en el país hay siete millones de personas que alquilan su lugar de residencia, precisó a Tiempo Gervasio Muñoz, titular de la asociación Inquilinos Agrupados (IA). La asociación promueve la aprobación de la Ley Nacional de Alquileres para regular el mercado frente al poder de lobby de las inmobiliarias que operan en el mercado local. La iniciativa ya fue aprobada por la Cámara de Diputados y ahora espera por su tratamiento en el Senado.


IA cargó duro contra las medidas que el gobierno lanzó con bombos y platillos. Por medio de un comunicado oficial, la definió como “una buena noticia que se amplíen los créditos para la adquisición de viviendas” pero advirtió que “esta política no alcanza a la mayoría de los inquilinos y los que puedan ingresar, deberán ser muy conscientes de la manera en que se actualiza la cuota mensual”.

El comunicado cuestionó en ese sentido que para ingresar a un crédito hipotecario “un inquilino debe tener ahorrado el 20 o 25% -dependiendo del banco en el que se tramite la operación- del valor de la vivienda”, una particularidad que en el caso de la ciudad de Buenos Aires representa “no menos de 250 mil pesos” de ahorro previo y aleja a los sectores asalariados del sueño de la casa propia. IA apunta que “este es el primer gran filtro que debe superar el inquilino, que además de pagar mensualmente un alquiler, expensas, servicios e impuestos y cada dos años comisión inmobiliaria, depósito y gastos administrativos; debe tener una importante capacidad de ahorro”.

Otro punto cuestionado es el ajuste de la cuota por inflación. “En un contexto donde los salarios aumentan por debajo de la inflación, es decir, donde pierden poder adquisitivo, en el mediano plazo las cuotas pueden representar una gran porcentaje del salario y en el largo plazo pueden ser inalcanzables”, consideró la entidad que representa a los inquilinos frente al mercado inmobiliario. “Para una cuota que comienza en 5 mil pesos, si se aplica un aumento anual de 30% (contemplando un aumento por UVA del 25,5% y una tasa de interés del Banco de 4,5%), en 3 años la cuota sería de $10.985 y en 10 años $68.929”, ejemplificó la asociación.
“Hasta tanto no se simplifiquen los requisitos, se establezca un sistema de actualización de precios confiable a largo plazo y fundamentalmente se regule el mercado de alquileres no habrá inquilinos que puedan acceder o que puedan pagar las cuotas”, concluyó la entidad.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS