Paridad y agenda trans: los ejes en el debate del segundo encuentro de comunicadoras feministas

Se realizó el segundo encuentro hacia una Ley de representación justa en los medios de comunicación, convocado por la diputada nacional Mónica Macha y el medio feminista LatFem.
1 de julio de 2020

Con otra consigna, las organizadoras retomaron el debate que se dio hace un mes. Hablar de paridad no fue suficiente, porque “estamos planteando una reparacion progresiva de los déficit de representación” dijo la periodista Agustina Paz Frontera al iniciar el debate. “Nuestro planteo es ir hacia una reparación justa y desde el trans feminismo”, apuntó Macha para dar inicio al debate virtual que convocó a más de 250 personas y que tuvo como panelistas a funcionarias, militantes, especialistas y comunicadoras de todo el país. Estos encuentros tienen como objetivo preparar las bases de lo que será una legislación hacia los medios públicos y privados, aunque para estos últimos “tenemos límites para legislar, hay que ver que instrumento sea más apropiado usar para caminar en ese sentido” aseguró Mónica Macha.

Esta segunda convocatoria contó con un panel compuesto por Cynthia Ottaviano (candidata a Directora Radio y Televisión Argentina -RTA-), Julia Mengolini (periodista, fundadora de Futurock), Nieves Villanueva (Sindicato de Prensa de Neuquén), Esdenka Sandoval (Directora Radio UNGS), Valeria Licciardi (comunicadora y activista trans travesti), Gustavo López (Vicepresidente de ENACOM), Antonella Sanchez Maltese (Universidad Nacional de La Rioja) Amanda Alma (Periodista. MANIFIESTA), Sandra Chaher (Red PAR. Alianza Global Medios y Género) y  Sandra Hoyos (Radialista comunitaria. Identidad Marrón).

Al comenzar Mónica Macha ubicó el escenario actual en el que se da esta iniciativa y dijo que “partimos de un momento histórico distinto y queremos que quienes nos están mirando registren estos debates y discusiones porque son los de esta época”. Tanto ella como Frontera, que coordinan estos espacios y son quienes dieron el puntapié inicial a esta propuesta, reforzaron la idea de que cualquiera que circule y haya circulado en los medios de comunicación puede dar cuenta del sexismo, el racismo y discriminación del que son destinatarixs mujeres, lesbianas, travestis y trans. En ese sentido, ambas incluyeron en la agenda del debate la necesidad de pensar la composición de los medios desde una mirada de géneros pero también desde las interseccionalidades que nos atraviesan como sociedad. “Hay un sesgo racista y clasista en la conformación de los medios y este es un momento para cuestionar eso. Desde el feminismo podemos plantear que necesitamos cambiar esto desde arriba hasta abajo” amplió la Diputada Nacional por el Frente de Todos.

Los intercambios en el chat de la plataforma virtual acompañaron la intensidad de quienes expusieron. Ardió durante las casi dos horas que duró el encuentro, y reflejó el federalismo de las militancias y acciones que se desarrollan en todo el país. Al pedido de pensar que esta Ley tenga en cuenta las realidades de cada uno de los territorios se sumó la necesidad de recoger los caminos que ya están recorriendo comunicadoras, periodistas y militantes de la comunicación en distintos medios.

También podés leer: "En busca de paridad y cupo trans en los medios de comunicación"

El entusiasmo por la iniciativa también quedó reflejado en el cierre a cargo de Mónica Macha, quien aseguró que “este debate ya es un hecho político. Lo que estamos poniendo en jaque es el sentido común que nos discrimina y excluye para revertirlo”

Tiempo Argentino dialogó con tres de las panelistas, quienes repasaron las principales ideas que debe tener en cuenta una legislación que busque una representación justa y reparadora.

Sandra Hoyos es integrante del colectivo antirracista Identidad Marrón, también forma parte de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto y se define como “una activista feminista del conurbano noroeste”. Es radialista en radios comunitarias, integra programas feministas que son parte de redes regionales e internacionales. Para ella es fundamental que existan espacios “para democratizar el acceso a la construcción de políticas públicas”. Su participación en el encuentro se enfocó en la relación entre feminismo y racismo, “eso viene a interpelar las cuestiones discursivas o interpelan acerca de cuáles son los lugares que ocupan las personas y donde están y de qué color son”.

Identidad Marrón denunció en las últimas semanas que Argentina también es un país racista, en el marco de los debates por el asesinato de George Floyd en manos de la policía estadounidense.

“Entendemos que la noción del racismo es una construcción social y relacional, donde lo que prevalece es la hegemonía de un cuerpo o ideas sobre otros y eso sucedió fundamentalmente hace más de quinientos años con la colonización. Eso está presente y atravesando nuestros medios de comunicación” dijo a Tiempo. En ese sentido Sandra se pregunta qué pasa con la presencia física y discursiva de los cuerpos marrones, originarios, indígenas, afro migrantes, villeros, periféricos, conurbanos, pobres y campesinos en los medios de comunicación.

“Una transformación de los medios de comunicación para que sean representativos tiene que incluir un enfoque interseccional. Ese enfoque debe concebir a las personas racializadas” afirmó Hoyos y dijo que “no queremos ser la excepción. No queremos ser el cupo marrón o afro en un medio de comunicación para que se diga que allí nos están incorporando. Es necesario construir juntos con la mirada, desde los contenidos con la presencia en los diferentes lugares ya sean de decisión y de participación y producción”

Por su parte, Valeria Licciardi, comunicadora y activista trans travesti durante el debate  abordó el hilo que atravesó estos debates desde el inicio y que tienen que ver con pensar a la paridad desde las realidades particulares de cada identidad. “Cambiemos el imaginario” propuso a lxs más de 250 participantes y afirmó: “Somos muy pocas las que podemos pensar en desarrollar nuestras capacidades o aspirar a pensar a los medios de comunicación como un trabajo posible. Salvo que creamos en la meritocracia en ese “Si vos queres, vos podes” que se escucha como un mantra en varios medios de comunicación y que se le adjudican a personas que militan la superación como un estandarte de vida.

“Nos mienten, por que para poder desarrollar del todo nuestros méritos deberíamos haber podido comer como corresponde. Haber recibido afecto de parte de adultos mayores cuando éramos niñes. Haber podido ir a la escuela con sistematicidad, diariamente. Haber podido divertirnos, explorar nuestros gustos, reconocer nuestros deseos, probar una comida y no otra. Dejarnos llevar por el viento. Dejarnos dormir al sol una tarde.Las personas trans en general no tienen esa posibilidad, por que viven en un estado de emergencia desde que nacen hasta buena parte de sus vidas. Seguir reproduciendo la desigualdad tan pronunciada vuelve inalcanzable cualquier objeto. Tenemos que ocupar lugares.”

Para Valeria, “la sociedad necesita del entusiasmo de las personas trans que llegan felices a sus trabajos, a ocuparlos con amor y devoción. Necesitamos mostrar esa otra manera de existencia que no sea la que nos contaron, porque nos enseñaron a odiarnos a todos y no sólo a las identidades que tenemos algo diferente sino a todo el mundo.”

En ese sentido, afirmó que las personas trans “tenemos que ocupar lugares. Todos los posibles: en el Estado, en los medios de comunicación y en las administraciones.”

Consultada por Tiempo sobre la realidad en los medios alternativos y comunitarios, la periodista dijo que este proceso de representación justa “ya se viene dando ahí, donde hay redes para hablar y debatir sobre estos temas y para justamente ponerlos sobre la mesa. Lo que ahora sucede es que se evidencia mucho más”.

Licciardi piensa que hay una batalla que se pierde frente a los medios hegemónicos, por el poder y alcance de sus discursos por eso “hay que seguir apostando a los medios alternativos y comunitarios que hoy vemos que empiezan a florecer porque ya no existe la imposibilidad de generar otros contenidos por fuera de los hegemónicos”

Otra de las participantes de la gran reunión fue la periodista Cynthia Ottaviano. Hace pocas semanas fue propuesta por la Comisión Bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual y votada por unanimidad al cargo de Directora de Radio y Televisión Argentina (RTA). Actualmente su designación se encuentra a la espera de un decreto presidencial que la ponga en funciones oficialmente.

En diálogo con Tiempo Argentino sobre el debate por la participación justa de mujeres, lesbianas, travestis y trans en los medios de comunicación aseguró que “cualquier lectura sobre el patriarcado es inescindible del capitalismo en el que vivimos”. Para ella la “batalla es cultural” y la expresión de ese capitalismo patriarcal es la “lógica de producción, en general, en los medios de comunicación que son mercantilistas, machistas, clasistas y etnicistas y esto requiere de una modificación a través de múltiples herramientas transversales”

Muchas de las intervenciones durante el Encuentro mencionaron la necesidad de pensar en las pedagogías y los ámbitos educativos como campos para desechar las nociones y estereotipos que sostienen las desigualdades y opresiones. Para Ottaviano “hay una exigencia de que reflexionemos en torno de cuáles son las pedagogías que construimos a través de los medios de comunicación.”

La candidata a dirigir RTA piensa que una comunicación democrática debe erradicar de los medios de comunicación “las exclusiones, los discursos de odio, las discriminaciones, la violencia mediática y simbólica”.

El desafío, a su entender, requiere revisar si hay personas con perspectiva de género frente al micrófono, como así también analizar las distribuciones temáticas de los programas y también la composición de los directorios y las agendas. En esta dimensión, Ottaviano piensa no se puede obviar una reflexión hacia adentro de la tarea periodística.“Tenemos que revisar de qué manera tenemos conformadas nuestras propias agendas temáticas, cuáles son los criterios y jerarquizaciones periodísticas, cuáles son las fuentes de información y si hay equidad en esas fuentes de información”

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual