Luego del aumento a los policías, Kicillof convocó a paritarias a los estatales, docentes y judiciales

Las mesas técnicas serán el miércoles, jueves y viernes de la semana que viene por videoconferencia. Todos los gremios reclaman un aumento urgente. La suba a la Policía como base de la negociación.

17 de septiembre de 2020
Después de la suba otorgada a la policía, el gobierno de Axel Kicillof decidió reactivar las paritarias con el resto de los trabajadores del Estado. Ayer convocó a los estatales de la ley 10.430, y hoy hizo lo mismo con docentes y judiciales, quienes también venían reclamando retomar la negociación.  

Las mesas técnicas salariales fueron llamadas para la próxima semana. Se realizarán en formato virtual por la pandemia. El primer turno será el miércoles, a las 14, con los gremios ATE, UPCN, FEGEPPBA, Salud Pública y CICOP, entre otros que representan a los trabajadores de la administración central.

El sector reclama un aumento salarial "urgente" que también llegue a los jubilados, que se haga extensivo el bono COVID-19 de 5 mil pesos a todos los trabajadores esenciales -que nunca dejaron de trabajar de manera presencial-, más el aumento de las asignaciones familiares y nuevos pases a planta.

En lo que va del año, los estatales recibieron sólo un aumento por decreto de 4 mil pesos, a cuenta de la negociación 2020. Y consiguieron el pase a planta de 14.979 trabajadores, entre becarios, contratistas de locación de servicios y agentes que venían postergados desde hace años por distintas razones.

La pérdida salarial que arrastran del gobierno de María Eugenia Vidal es de alrededor del 30%, según repiten los gremios. El secretario general de ATE Provincia, Oscar De Isasi, señaló: "Es necesario un aumento salarial urgente y es imprescindible que los salarios más bajos tengan un abordaje especial, sobre todo en sectores como Salud, Educación, Niñez, Gobierno, Patronato de Liberados, entre otros".

El dirigente agregó que ATE planteará avanzar también con la recategorización del personal e iniciar un nuevo proceso de pase a planta permanente.

El jueves a las 14, en tanto, las autoridades reabrirán la discusión salarial por videoconferencia con los sindicatos docentes. El Frente de Unidad Docente, conformado por SUTEBA, FEB, SADOP, AMET y UDOCBA, reclamará un aumento al básico -para que también sea percibido por los jubilados- y una mejora en las condiciones laborales, como recursos tecnológicos y acceso a internet, que permitan garantizar la continuidad pedagógica. También pedirán la equiparación de las asignaciones familiares con Nación.

La presidenta de la FEB, Mirta Petrocini, sostuvo que la recomposición "tiene que ver con un incremento directo en el salario básico". Y agregó que "los docentes están haciendo un esfuerzo económico muy importante desde el inicio de la pandemia para garantizar la continuidad pedagógica, pagando de sus bolsillos el servicio de internet o utilizando sus propias herramientas tecnológicas".

Los maestros recibieron un primer incremento del 16%, en dos cuotas, tras el piso que fijó la paritaria nacional antes del inicio de clases. Esa primera negociación debía retomarse en julio, pero quedó en stand by por la pandemia. El salario inicial con ese incremento está hoy en 31.059 pesos.

El viernes 25 el gobierno retomará la mesa técnica salarial con los trabajadores judiciales, otro de los sectores más rezagados durante la gestión de Cambiemos. La pérdida salarial es de un 26%, según la Asociación Judicial Bonaerense.

Una vez que avance la paritaria con los estatales de la 10.430, los médicos tendrán su propia paritaria. La CICOP, el gremio que representa a los médicos de los hospitales bonaerenses, fue uno de los primeros en señalar la semana pasada que era "muy injusto" que los uniformados recibieran un aumento y no fuera extensivo al personal de salud que está en la primera línea de batalla contra el coronavirus desde que arrancó la pandemia. En 2020, el sector negoció una suba que llevó el salario inicial a 46.800 pesos y también logró el pase a planta de 10 mil trabajadores, pero espera retomar la discusión desde junio.

El jueves pasado y luego de tres días de una tensa protesta que escaló hasta las puertas de la Quinta de Olivos, Kicillof anunció una suba del 26% para los efectivos de la policía que llevó el salario inicial de 37 mil a 49 mil pesos para el oficial que ingresa a la fuerza. La mejora, que incluyó un incremento al básico más 5 mil pesos por mantenimiento de uniforme y la suba de horas Cores, totalizó un 26% para el escalafón más bajo.



Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual