Pedirán la detención de Alexis Zárate

La Justicia rechazó el pedido de la defensa. El jugador fue condenado a seis años y medio de prisión por el delito de “abuso sexual con acceso carnal” pero continuaba en libertad. 

4 de Diciembre de 2019

Alexis Zárate cumplirá, al fin, su condena por abuso sexual con acceso carnal en una cárcel. La Suprema Corte de Justicia bonaerense rechazó un recurso Interpuesto por la defensa y se espera que un tribunal ordene la inmediata detención del jugador.

“Se acabaron las excusas. Mañana mismo (por el jueves) iré temprano al Tribunal Oral N°1 de Lomas de Zamora y le pediré al juez la detención de Zárate. Tenemos conocimiento de que en estos momentos él está en Avellaneda, así que es probable que se lo detenga mañana mismo”, le adelanta a Tiempo Argentino, Raquel Hermida Leyenda, la abogada de la víctima.

Según la denuncia de Giuliana Peralta, el 16 de marzo de 2014, fue a bailar con su novio de entonces, el delantero de Independiente Martín Benítez, y otros jugadores. A la salida fueron a un departamento de Wilde, donde la joven se quedó dormida junto a Benítez. Al despertar, Zárate la estaba violando.

En septiembre de 2017, el jugador fue condenado a seis años y medio de prisión por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”, pero pudo seguir gozando de su libertad hasta tanto el fallo quedara firme.

Tres veces los jueces rechazaron el planteo de la abogada de Peralta y la fiscalía para que el futbolista cumpliera en prisión su condena. Sin embargo, con la decisión del Máximo Tribunal de la provincia, la posibilidad de dormir todas las noches en una celda nunca estuvo tan cerca.

En este tiempo, Zárate dejó de jugar en Independiente y comenzó a entrenar con Temperley. Luego de conocerse el fallo condenatorio, el club lo dejó libre. Aprovechando que no tenía prohibición para salir del país, estuvo un tiempo en Chipre haciendo la pretemporada con un equipo y luego se instaló en Letonia para incorporarse al plantel del FK Spartaks. En abril del año pasado, la justicia le pidió que regresara a la Argentina. También le estableció una restricción de 500 metros de la víctima.

Con respecto a la situación de Benítez, Leyenda confirmó que, si bien pesa sobre él una “condena social”, Peralta no quiso interponer acciones legales porque la joven “ya vivió demasiada violencia institucional de parte de la justicia”.

“Ella terminó la universidad –agrega la abogada– y quiere reiniciar su vida. Aunque lo tenga que hacer con la cicatriz que Zárate le dejó para toda la vida”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS