Pequeña Victoria: la nueva apuesta inclusiva de Telefe

Julieta Díaz, Mariana Genesio, Inés Estévez y Natalie Pérez impulsan una historia que habla de subrogación de vientres y familias múltiples, pero que no elude lugares comunes.
22 de Septiembre de 2019

La tira Pequeña Victoria irrumpe en el horario central de Telefe con una historia que pretende correr el umbral de lo decible en la ficción argentina. Como correlato a las series de la nueva edad de oro donde ningún tema parece ser tabú, la apuesta dirigida por Daniel Burman habla de subrogación de vientres y familias múltiples, mientras otorga protagonismo al universo trans.

La historia se centra en las cuatro madres de la pequeña Victoria, con roles definidos tanto desde lo social como del carácter. El personaje de Jazmín (Julieta Díaz) se presenta como una mujer exitosa en un ámbito laboral hegemonizado por hombres. Con un discurso feminista se abre camino a fuerza de una personalidad avasallante. En el plano personal, para lograr ser madre decide contratar a una empresa que le ofrece acceder a un vientre subrogado. Allí se conoce con Bárbara (Natalie Pérez), quién llevará en su vientre a la hija de Jazmín. El embarazo se muestra en una suerte de timelapse donde ambas protagonistas pasan tiempo juntas. El parto se adelanta y Bárbara es asistida por Selva (Inés Estévez), un personaje que parece extraído de una sitcom por lo exagerado de sus rasgos. Extrovertida, habladora, religiosa y trabajadora, acompaña a Bárbara y se conoce con Jazmín en la clínica. Las complicaciones ante el nacimiento prematuro hacen necesario contactar al donante de esperma. Allí entra en escena Emma (Mariana Genesio) una mujer trans y cuarta madre de Victoria. El elenco protagónico se completa con Luciano Castro y Facundo Arana.

Al transgredir los protocolos de la subrogación, los cuatro personajes se relacionan con su hija y entre ellas desde un vínculo de amor que dará motor a la historia. Se desliza la frase "peor que tener cuatro madres es que no haya ninguna" y se plantea la perspectiva política del envío. Desde la propia diégesis, el doctor Tiscornia (Facundo Arana) explica cuestiones relacionadas al concepto de familia y al género ante las miradas discriminatorias de su entorno, otros médicos y enfermeras que reaccionan al caso desde el prejuicio.

Más allá de que la historia promete plantear temas importantes y delicados, desde los primeros capítulos se asienta en el género telenovela expresado en los posibles romances que también estructuran el relato. Allí se puede esbozar una crítica, cuando, además de la estereotipación de los personajes principales, puede advertirse cierta previsibilidad de la historia. Por otra parte, desde el punto de vista narrativo, se apela a un formato televisivo tradicional con cierta velocidad propia de las redes, diálogos en plano y contraplano, y el recurso de mensajes de WhatsApp en pantalla, como de filmaciones verticales tomadas con teléfonos.

Fuera de innovaciones narrativas, el punto central de la serie se encuentra en la apuesta por temas ásperos para la histórica moralidad televisiva argentina. La temática trans fue abordada por Underground en 100 días para enamorarse, donde Juani –el personaje de Maite Lanata–, emprendía la transformación con el apoyo de sus padres. Esta disrupción televisiva abre la puerta a historias como Pequeña Victoria, que se ocupan de poner en el debate público las diferentes maneras de concebir una familia y de inclusión de las personas trans ya no desde los márgenes sino desde el protagonismo. Es importante, por lo tanto, que temáticas tendientes a la inclusión de sectores sociales históricamente excluidos del mundo laboral, educativo, de la salud y de las políticas públicas ocupen un lugar relevante en el universo televisivo en horario central. Desde allí se proponen imaginarios y posicionamientos ante temas que quizás parte de la sociedad prejuzga por desconocimiento. En diversos países desde el propio Estado se fomenta la inclusión de temáticas sociales en las historias ficcionales. Finalmente, más allá de que la telenovela sea un éxito o pase sin pena ni gloria, innove o reitere lo ya dicho, producirá debate y conciencia sobre temáticas que la sociedad argentina debe permitirse avanzar.  «

Pequeña victoria: De Erika Halvorsen y Daniel Burman. Elenco: Julieta Díaz, Natalie Pérez, Mariana Genesio e Inés Estévez. Lunes a jueves a las 22:15, por Telefe.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS