Pequeños chismes al PASO. Por Carlos Ulanovsky

Columna de opinión
14 de Agosto de 2017

Seguramente fue algún maestro del oficio que me sopló la costumbre de descubrir rarezas o hallazgos en las boletas electorales. En estas PASO repetí la experiencia. Primer dato: entre todos los partidos tradicionales y alianzas, frentes y movimientos participantes en la elección porteña, entre candidatos a diputados nacionales y legisladores de la ciudad, titulares y suplentes, se inscribieron 1.287 hombres y mujeres en estado de ilusión. La mayor parte no resultará elegido, muchos de ellos siquiera participarán de las elecciones de octubre, pero, al menos, gozaron de sus centímetros de reconocimiento.

Entre nombre casi infaltables –desde el persistente Juan Ricardo Mussa a Romero Feris, pasando por Zamora, Lozano, Ramal, Bodart, Polino y la activísima Myriam Bregman– se confunden (porque suenan conocidos pero no son) Bulgheroni, Spinetta, Nosiglia y una candidata por el Partido Renovador Federal llamada Susana Dominga Macri. Hay uno que parece y es: Damián Solanas,en Proyecto Sur, a la sazón, sobrino de Pino. Sorprende el poco conocido Partido El Movimiento (“justicialismo anti k, decepcionado con el massismo, supo enrolarse en el moyanismo y en el partido del Momo Venegas”) participó con cinco líneas distintas. En la que lidera Eduardo Maldonado milita Alberto Orlando Olmedo Herrera, hijo del recordado Alberto Olmedo y Nancy Herrera. Otra corriente del mismo sector llamada Orden y Justicia, de orientación nacionalista y castrense está liderada por el general Heriberto Justo Atuel; una más, denominada Seguridad y Transparencia la encabeza el abogado penalista Roberto Damboriana. Llamativamente, una más, la identificada como Renovación Republicana tiene al frente a un dirigente de 93 años, el ex apoderado del PJ, ex diputado y ex secretario de Justicia, el ultramenemista César Arias.

El emprendedor Andy Freire y actual ministro de Modernización, Innovación y Tecnología de Rodríguez Larreta (utiliza una patineta eléctrica para circular por el edificio de la ex empresa Canale), busca un escaño en la legislatura porteña. Abogada penalista y experta en políticas de seguridad, María Florencia Arietto, integrante de la lista del massismo, se hizo muy conocida explicando en los medios cómo le atajaba penales y amenazas a la barra brava de Independiente. Luchadora por los derechos humanos y activista contra el gatillo fácil de fuerzas de seguridad, María del Carmen Verdú apareció en el quinto puesto en la papeleta del Frente de Izquierda. Abogado muy conocedor del derecho autoral e intelectual y cercano al mundo del cine y de la cultura, Julio Raffo, la luchadora docente Laura Marrone y dirigentes sociales como Elizabeth Gómez Alcorta (defensora de Milagro Sala) y Gustavo Vera, del colectivo La Alameda que lucha contra el trabajo esclavo e infantil y la trata de personas, son otros de los que buscaron ser elegidos en la votación.

En las elecciones municipales de 1926, un partido llamado Gente de Teatro logró meter a su primer candidato, un muy popular actor cómico de esos tiempos llamado Florencio Parraviccini. Aunque su representante no tuvo una actuación política muy destacada, la agrupación pudo mantener su banca de concejal hasta 1930. Desde entonces, y especialmente de 1983 a la fecha, fueron centenares los candidatos provenientes del mundo de la cultura, las artes, los espectáculos, los medios y los deportes que manifestaron su decisión de incorporarse a la vida política. Estas PASO no fueron la excepción.

Por el partido Renovador Federal se candidateó el ex jugador José Francisco Sanfilippo que no le hace honor a su apelativo – el “Nene”- con su temible slogan de campaña “Garrote, Garrote, Garrote”. Del periodismo y los medios provinieron una considerable cantidad de postulantes. Luego de trabajar durante 25 años en los noticieros centrales de Canal 13, Débora Pérez Volpin decidió saltar a la política y encabezó la lista de aspirantes a la legislatura en el partido de Martín Lousteau. Periodista y panelista, polémica e incisiva, actualmente en la AM 750, Gisela Marziotta ocupó el quinto lugar entre los aspirantes que siguen al candidato Daniel Filmus. El economista santafecino, docente y titular de una consultora privada Matías Tombolini (ganador de un Martín Fierro en el 2016 como mejor analista político en radio) es precandidato a diputado por 1País. Acompañando a Romero Feris, (él mismo,otro hombre de los medios;aún conserva su espacio con su ciclo Corrientes de Pensamiento por el cable) está el consultor y divulgador económico Roberto Cachanosky. En la misma lista de Tombolini figura Sergio Federovisky, especializado en periodismo ambiental y conductor de un programa de divulgación por la TV pública. En el sector conducido por Itaí Hagman inscribe su nombre la periodista Natalia Vinelli, docente universitaria y co fundadora del canal alternativo y comunitario Barricada TV.

Algunas de estas cosas nos cuentan las boletas electorales que hoy tuvieron a mano y frente a sus ojos los habitantes de esta ciudad capital, presuntamente autónoma, que desde la recuperación de la democracia hasta el 2015 demostró un enorme poder de ensayo y error en sus elecciones y una sorprendente elasticidad en sus criterios para premiar y castigar. Votó a Alende y a Corzo Gómez; a Néstor Vicente y a Erman González; a López Murphy y a Castells; a Zamora y a Bordón; a Cecilia Felgueras y a Béliz; a Tomada y a Michetti; a Ibarra y a Macri; a Telerman y a Rodríguez Larreta; a Cavallo y a Bidonde, a Heller y a Olivera; a Filmus y a Vidal. Así lo hizo(lo hicimos) y, al parecer, lo seguiremos haciendo.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS