Petro busca ser el primer presidente de izquierda de Colombia

El candidato de Colombia Humana intentará revertir en el balotaje de hoy la ventaja de cinco puntos que le lleva Iván Duque, el postulante del Centro Democrático, el partido que lidera el expresidente de extrema derecha Álvaro Uribe, que propone anular los acuerdos de paz.
(Foto: AFP)
Por Julián Rouvier - Desde Bogotá
17 de Junio de 2018

 Colombia vive hoy una jornada histórica en la que por primera vez un candidato progresista a presidente, Gustavo Petro por Colombia Humana, intentará revertir el resultado de la primera vuelta en la que el aspirante por el Centro Democrático Iván Duque terminó primeros con un 39% de los votos  contra el 25 por ciento.

Este periodo de casi tres semanas desde la primera vuelta hasta el balotaje definitorio marcó una suba del candidato progresista en las encuestas. Según el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) la brecha entre ambos postulantes es solamente del 5% favorable al aspirante del partido que conduce el ex presidente Álvaro Uribe Velez, aunque el estudio muestra un 6,8% de indecisos.

Parte de este progreso del ex alcalde de Bogotá se debe al fuerte apoyo que recibió de diversos sectores nacionales e internacionales. En el plano local tuvo el sustento de la mayoría de los sindicatos, la Unión Sindical Obrera (USO), la Confederación General de Trabajadores (CGT), la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC)y los gremios más importantes de educación, entre otros. Además de las confederaciones obreras, Ingrid Betancourt, quien fue rehén de las FARC durante más de seis años, mostró su aprobación especialmente a las políticas de paz que quiere llevar adelante el ex guerrillero del M-19. “Mis años en la política, y aquellos en cautiverio, impotente ante el sufrimiento de mi familia, me convocan a defender la paz, para que nunca ningún otro colombiano viva lo mismo. Además de salvarles la vida a miles de soldados y de campesinos que la perderán si vuelve la guerra, me preocupa el riesgo de una 'democradura', donde las víctimas seamos todos. Sin esperar el resultado de las presidenciales, las mayorías del viejo país ya comenzaron a enmendar leyes para quedar con contralor de bolsillo. La visita de su candidato (por Duque) a la Corte Constitucional perfila la voluntad ya anunciada de tallarle al Ejecutivo una justicia a su medida", escribió Betancourt en la página del diario El Espectador.

Otros que también se expresaron favorablemente a la campaña de Colombia Humana fueron el premio Nobel de Literatura John Maxwell Coetzee, quien mediante una carta esbozó su apoyo al ex alcalde de Bogotá, “Felicito a Gustavo Petro por la postura que ha adoptado frente al trato justo y razonable de los animales, espero que pronto esté en la posición desde donde pueda poner en práctica los principios que ha defendido”, afirmó el sudafricano. Durante su alcaldía, Petro, prohibió las corridas de toros y transformó ese escenario en un espacio cultural.

Además del escritor, otro que demostró su apoyo fue el economista francés Thomas Piketty, autor de Capital Siglo XXI, quien vía Twitter comentó, “para un nuevo ciclo progresista en América Latina y el mundo, yo voto por Gustavo Petro”, y elogió el programa de gobierno que llevaría a cabo el candidato progresista.

Estas muestras de apoyo por parte de sectores académicos y de sindicatos de los trabajadores son coherentes con las principales propuestas del candidato progresista que tomó como bandera de campaña la educación y salud gratuitas, el ambientalismo y los derechos de los animales, entre otras consignas.

Por el otro lado, el también premio Nobel de Literatura en 2010, Mario Vargas Llosa, demostró su apoyo al candidato del Centro Democrático, el escritor peruano afirmó que con Duque la democracia se verá “reforzada”. Además del literato, Clara Rojas, compañera de cautiverio de Betancourt, manifestó su apoyo al ex senador entusiasmada por la creación del Ministerio de la Familia y la Mujer si vence el candidato uribista. El hecho fue criticado dado que los opositores al candidato de derecha y al presidente de su partido Álvaro Uribe Vélez, manifiestan que en caso de que Duque sea elegido gobernante acabaría con los acuerdos de paz firmados en el 2016.

Otro de los apoyos que recibió el candidato de derecha fue el del ex sicario del narco Pablo Escobar, John Jairo Velásquez, alias "Popeye", quien a través de su Twitter había expresado su respaldo al candidato de Uribe Vélez. Velásquez, volvió a estar recluido en una cárcel tras realizar amenazas de muerte a seguidores de la Colombia Humana vía la red social: "Malditos petristas, los odio. Si no me puedo expresar, mi fusil hablará por mí".

En materia de educación Duque fue el candidato de los cinco que integraron la primera vuelta que menos habló sobre el tema y lejos de establecer la enseñanza como un derecho, habló de la condonación parcial de la deuda de los estudiantes con “promedios de honores”. En Colombia incluso la educación pública es paga.

“Por primera vez en la historia de Colombia hay una candidatura como la de Gustavo Petro que no es del establishment y que tiene una gran posibilidad de ganar la contienda electoral. Por el contrario la candidatura de Duque ha concentrado al poder económico, clientelar, mediático y de las maquinarias”, afirmó a Tiempo el sociólogo Luis Marín sobre el momento que se vive en la política del país del norte de Sudamérica y agregó: “En este momento histórico hay dos sectores, un grupo que son clase media educada, sobre todo en algunas grandes ciudades que han venido manifestando un voto independiente frente a una estructura política tradicional y por el otro lado hay sectores populares, marginales, desprotegidos, que hoy encontraron un interlocutor personificado en Petro y la Colombia Humana”.

A poco menos de un mes de la primera vuelta celebrada el 27 de mayo más de 36 millones de electores tendrán la posibilidad de elegir quién será el sucesor del actual mandatario Juan Manuel Santos. La primera ronda marcó un hito histórico debido a la baja de la abstención del voto dado que más de 19 millones de personas ejercieron ese derecho lo que representó un 53,3% del padrón electoral habilitado para sufragar. Fue la primera vez desde 1999 que los votantes superaron al abstencionismo en un país donde el voto no es obligatorio.

Esta es la segunda vez que Gustavo Petro se presenta a elecciones presidenciales, en el 2010 obtuvo solamente el 9% terminando en el cuarto lugar y en 2012 se convirtió en alcalde de la capital colombiana. En cambio, estas es la primera contienda electoral para el candidato del Centro Democrático de 41 años, Iván Duque quien en el 2014 fue elegido senador de la República. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS