Piden la liberación de un joven al que le allanaron la casa por error

Denuncian que “pusieron un cargador de pistola debajo del colchón, supuestamente propiedad del oficial víctima del robo en San Isidro”. Brian tiene 16 años y sigue detenido.
20 de Febrero de 2018

Cientos de vecinos reclaman la inmediata libertad de Brian De Angelis, de 16 años, quien fue arrestado en un confuso allanamiento que hicieron en la casa de sus abuelos en Villa La Rana, en partido bonaerense de San Martín, tras un asalto en San Isidro.

La gente se manifestó en la puerta de los Tribunales de la calle Rivadavia 3351 y aseveran que la Policía cometió un error. Parece ser que la disciplina social se impone con detenciones arbitrarias y de dudosa procedencia.

“Hicieron los operativos por un robo que ocurrió en San Isidro, del cual resultó víctima un policía de la Ciudad de Buenos Aires. Pero se equivocaron de casa. Mi hermano es un pibe que estudia y trabaja, ayuda a bancar la olla en mi casa”, cuanta a Tiempo Cristian, periodista de Revista Macacha.

Todo comenzó a las ocho de la mañana del 1 de Febrero, cuando la Policía Bonaerense realizó un allanamiento en la casa de Aida Dora Díaz y Alfredo De Angelis -abuelos de Brian- pero los resultados fueron negativos.

Sin embargo una hora más tarde llegaron a la vivienda efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, quienes procedieron con extrema violencia. Se llevaron dinero del cajón del ropero de Aída y depositaron un cargador de pistola abajo del colchón de la cama de la jubilada. Después de revolver toda la casa y romper los electrodomésticos, se llevaron preso a Brian, quien había ido de visita porque su abuelo fue operado del corazón.

“La primera vez que entró la policía no encontró nada, la segunda pusieron un cargador de pistola debajo del colchón, supuestamente propiedad del oficial víctima del robo en San Isidro. Fue así, sin una orden a nombre de mi hermano se lo llevaron”, explica Cristian.

El adolescente trabaja en una carpintería de Villa Ballester, se encuentra terminando sus estudios secundarios y estaba a punto de comenzar a jugar al fútbol en Chacarita Juniors. Según la gente del barrio, nunca estuvo relacionado a la delincuencia. Es por eso que se movilizaron hasta la puerta del Tribunal Juvenil para reclamar a la jueza María Eugenia Arbeletche la inmediata liberación de Brian.

“La Policía de San Isidro y de la Ciudad trabajaron en conjunto. Pero cometieron un grave error, mi hermano ahora está en un instituto de La Plata, lo acusan de robos reiterados. Él está muy preocupado porque estaba por entrar a jugar en Chacarita y de repente le pasó esto”, lamenta Cristian.

Los familiares del adolescente cuentan con el acompañamiento del diputado nacional Leonardo Grosso y otras autoridades de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, quienes consideran que es un hecho de violencia institucional.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS