Piden la renuncia del ministro de Salud de Jujuy por violación a la intimidad

La mamá de la nena de 12 años a la que le negaron un aborto denunció "doble incumplimiento de funcionario público" por la forma en que el titular de la cartera, Gustavo Bouhid se ocupó del caso. 

25 de Enero de 2019

La mamá de la nena de 12 años violada que fue sometida a una cesárea en Jujuy presentó ante el gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales el pedido formal de remoción al ministro de Salud de la provincia, Gustavo Bouhid por violación de la intimidad.

“El ministro de Salud difundió en forma ilegal, sin el consentimiento de la familia y de la niña su cuadro clínico, el procedimiento médico que se llevaría a cabo, el horario, las condiciones de su salud previas y posteriores al curso de acción terapéutico consentido”, expresa el comunicado de Católicas por el Derecho a Decidir, la red que viene acompañando a la nena y a su familia.

La mujer sostiene que la violación de la intimidad de su hija compone un doble incumplimiento de funcionario público de parte del ministro. Por un lado, “porque viola los derechos humanos a la privacidad y dignidad, pero por el otro lado porque desconoce los límites de la propia incumbencia y el saber médico que como profesional de la salud y funcionario estatal debiera dominar para no transgredir en sus funciones. Si el Ministro desconoce su propia la lex artis, imaginamos solo fracasos en su rectoría en materia de políticas sanitarias vinculadas a este tipo de problemáticas”.

Fue el propio ministro de Salud quien brindó detalles sobre la privacidad de la nena a los diferentes medios de comunicación provinciales y nacionales. También el gobernador Gerardo Morales se sumó a esta violación de la privacidad cuando en el canal de noticias TN anunció que se iba a realizar una cesárea.

“La provincia de Jujuy no puede contar con un Ministro de Salud en su gobierno que, en orden a congraciarse con los sectores más poderosos de la sociedad, sacrifique en el altar de los fundamentalismos la intimidad, la libertad, la dignidad y la salud integral de una niña”, expresa el comunicado.

Tanto la niña como su mamá están acompañadas y apoyadas por organizaciones feministas y de Derechos Humanos, quienes por su parte, piden sanciones administrativas para los profesionales responsables de los lugares en donde la niña estuvo internada por no cumplir los principios del protocolo de la interrupción legal del embarazo.

La nena de 12 años ingresó el 11 de enero al hospital Paterson de San Pedro de Jujuy con 23 semanas de embarazo producto de una violación y solicitó una interrupción legal del embarazo. Se la negaron y la trasladaron al hospital materno infantil de Jujuy, allí luego de varias dilaciones, decidieron realizarle una cesárea, el viernes 18 de enero. La neonata de menos de 700 gramos murió el martes pasado en ese mismo hospital.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N