Polémica por la exclusión de Argentina de las pruebas PISA

Bullrich cuestionó una supuesta manipulación del gobierno anterior. Sileoni lo rechazó: el macrismo “hizo todo lo posible para que los resultados no se publiquen".
6 de Diciembre de 2016

Desde hace dos días, las pruebas PISA (por Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) están en el centro de la agenda mediática.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) anunció que excluyó a la Argentina del ranking por la falta de muestras, ya que un “número significativo de escuelas no fue incluido en el listado”, según explicó el director de Educación y Habilidades de la OCDE, Andreas Schleicher.

Si bien el funcionario señaló a La Nación que no podía descartar “la posibilidad de que los resultados hayan sido afectados”, sí aseguró que no tiene evidencia “de que haya habido una manipulación intencional de las muestras".

A pesar de esto, desde el gobierno nacional cargaron contra la anterior gestión por la supuesta manipulación de las muestras. “Somos noticia porque no hacemos las cosas bien. Esto se parece a ese país que no tenía compromiso con las estadísticas, el país del Indec”, aseguró el ministro Esteban Bullrich en conferencia de prensa.

La respuesta provino de su antecesor, el ex ministro de Educación Alberto Sileoni. "Mandamos menos escuelas porque hubo escuelas que ya no existen más. Esa es la explicación", señaló en diálogo con radio Vorterix.

El ex funcionario explicó que hubo una transformación de la escuela secundaria en todo el país: “Había escuelas que solo tenían el ciclo básico, otras solo el superior. Esas escuelas se fundieron en otras a partir de la nueva ley de Educación, un proceso de 3 o 4 años”.

“Es cierto, algunas escuelas que mandamos en 2012 ya no existían más, esas explicaciones nosotros se las dimos a PISA. PISA reconoció esto y dijo que no había razones para no publicar esos resultados”, detalló y agregó: “Los resultados de Argentina están documentados, yo tengo los mail. También tengo los mail de gente del Ministerio de Educación actual que querían que la prueba se volteara. Hicieron lo posible para que estos resultados no se publicaran”.

Consideró además que esta situación no deja al país fuera de la prueba PISA. “Si hubiera invalidez no se publicaría, y los resultados están publicados. Los resultados nos dan mejor", añade.

Por último, Sileoni se refirió a las pruebas que se realizaron en la Ciudad de Buenos Aires, de otro signo político. “A la Ciudad de Buenos Aires le ha ido mejor como no hay antecedentes en la historia de la Prueba PISA. En esta edición tiene 50 puntos más en ciencias, 38 más en matemática y 46 puntos más en lengua. Cosa que como argentino me alegra, lo celebro, pero la verdad es que cuesta justificar esos estándares cuando la semana pasada la Ciudad de Buenos Aires tuvo la noticia de otra prueba internacional donde salió última en las mediciones", indicó.

En ese sentido, cargó contra los diario La Nación y Clarín: "Es rara la construcción de una noticia perfecta en las tapas de los dos grandes diarios, que dan una sensación de manipulación y descalificación, e inmediatamente dicen que a la Ciudad de Buenos Aires le fue mejor, tanto La Nación como Clarín", concluyó.

También podés leer:

> El romance del macrismo con la OCDE, el trasfondo de las PISA

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS