Por cesárea, interrumpirán el embarazo de la chica de 12 años violada en Jujuy

Luego de una semana de dilaciones, el ministro de Salud de la provincia decidió intervenir para exigir que se cumpla con la ley de aborto no punible. "Están demorando dos días la cesárea para madurar el feto", denuncia una profesional de la Campaña por el Aborto Legal.

(Foto: Red de comunicadoras feministas de Jujuy)
Por Maby Sosa - @Mabicita
17 de Enero de 2019

Luego de las presiones de los grupos católicos antiderechos y el aval político de la diputada Gabriela Burgos, el equipo de profesionales del hospital Quinta de Jujuy decidieron realizar la interrupción del embarazo de la nena de 12 años que violada por su vecino de 65 en la localidad de San Pedro, de esa provincia.

El procedimiento se realizará el viernes y estuvo envuelto en una gran polémica dado que la menor ingresó al hospital Paterson de San Pedro hace una semana y junto a su familia pidió su derecho a un aborto no punible que le fue negado por el director del hospital, Marcelo Villa. El médico no sólo impidió la aplicación de la ley sino que también violó el secreto profesional brindando detalles que no se deben dar.

La nena fue trasladada al hospital de la capital jujeña, donde a pesar de que el caso cumplía con todos los requisitos para la llevar adelante una interrupción legal del embarazo, el equipo profesional dilató la realización del aborto.

También podés leer: Médicos jujeños se niegan a aplicar la ILE a una chica de 12 años abusada

El caso tomó una gran relevancia en las últimas horas del miércoles cuando finalmente se habilitó la interrupción pero a través de una cesárea. El mismo gobernador de Jujuy intentó sumarse a la ola de indignación que causó el caso expresado que se iba a aplicar la ley. “En cuanto a la Interrupción Legal del Embarazo de la niña jujeña de 12 años, vamos a cumplir inmediatamente con el Código Penal, artículo 86, inciso 2. He dado las instrucciones para que urgente se actúe para garantizar la salud de la niña”, dijo.

En su red de Twitter, Gustavo Bouhid el ministro de Salud de la provincia dijo que se trataba de una césarea y no de un aborto y que iban a intentar salvar el feto.

En ese sentido, Elena Meyer médica general integrante de la consejería de salud sexual de Jujuy e integrante de la Red de Profesionales por el derecho a decidir. “El protocolo se va a cumplir, estamos adheridos a la guía de interrupción del embarazo desde 2012. Este caso entra dentro del protocolo y hay una decisión tomada al respecto, de respetar la voluntad de la madre y de la niña de interrumpir el embarazo”, dijo al programa La Marca de la Almohada, de Jujuy. “Las primeras obstaculizaciones las tuvimos dentro de los mismos equipos de salud, esta niña con su mamá concurrió a un hospital de segundo nivel que tiene todo para aplicar este protocolo en menores de 15. Es la única provincia que tiene un protocolo que fue acordado por UNICEF entre otras organizaciones para los casos de menores de quince años”, agregó la profesional. “En Jujuy ya se realizaron interrupciones de esta cantidad de semanas pero nunca en nenas tan chiquita”, informó Meyer.

Los grupos anti derechos fueron los primeros en atentar contra la niña, sin apuntar en absoluto contra el violador de la nena. “Hicieron un manejo organizado de ese lado, con mucha vinculación con el hospital y con el ministro, la decisión de hacer una cesárea madurando al feto, lo cual es terrible, lo determinó el servicio de la maternidad provincial y el ministro de salud, son ellos no son quienes realizarán la práctica”.

Por su parte, la tocoginecóloga y médica legal Stella Maris Manzano, quien pertenece a la Campaña por el derecho al aborto Legal, seguro y gratuito dijo al programa de radio A los botes de Futurock. “El tema acá es que se le debió haber realizado el aborto apenas se pidió. La cesárea no es un método para hacer abortos es un método para hacer partos. La OMS como método de abortos habla de un aborto con pastillas, aspiración uterina, el legrado evacuador o dilatación y extracción, no habla de hacer un tajo de 12 centímetros a una niña para sacar un feto. Esto es una cesárea súper prematura en la que van a dañar a dos personas a la nena que no quería tener un hijo y al feto. Están demorando dos días la cesárea para madurar el feto”, expresó la profesional. “Están intentando fabricar un discapacitado para generar espanto contra el aborto”, agregó.

Manzano dijo también que se podría denunciar por torturas. “Es muy cruel, una cesárea es una cirugía muy grave para la nenita, puede tener muchas consecuencias y una marca que le quedará de por vida”, expresó. “Es denunciable porque engañaron a la niña y a las organizaciones católicas que sacaron una amparo para que el aborto no se haga. Esto es porque son muy impunes y cada vez son más dañinos”.

Desde las diferentes organizaciones feministas denunciaron la práctica de los médicos y realizaron un twittazo durante estos días. 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS