Por el aumento del boleto, también amplían el saldo negativo de la SUBE

En la Ciudad, las tarjetas tendrán hasta -30 pesos de monto disponible, equivalente a tres pasajes mínimos de colectivo. También aumentará a 50 pesos el costo del plástico para obtenerlo por primera vez o reponerlo.

(Foto: Mariano Martino)
20 de julio de 2018

Con el aumento del boleto de casi todos los medios de transporte público, el Ministerio de Transporte anunció que también subirá el saldo negativo de la tarjeta SUBE al valor de tres pasajes mínimos de colectivo, lo que equivale a 30 pesos en la Ciudad de Buenos Aires.

“Establécese un crédito de recarga instantánea para las tarjetas del SUBE equivalente a tres veces el valor del boleto mínimo establecido para el Servicio de Transporte Público por Automotor de Pasajeros Urbano y Suburbano de Jurisdicción Nacional, cada vez que no cuente con saldo disponible para su utilización y acceso a la totalidad de los servicios de transporte público, a ser restituido con carácter prioritario en la próxima acreditación de fondos que realice el usuario tenedor de la tarjeta respectiva”, señala la resolución 114 publicada este viernes en el Boletín Oficial.

Además, se determinó que el nuevo valor para tramitar la tarjeta será del equivalente a cinco boletos mínimos de colectivo de jurisdicción nacional, lo que elevará a 50 pesos tanto para reponerla como para obtenerla por primera vez.

Para el incremento en el valor de la suba, la resolución de la Secretaría de Gestión del Transporte.  Allí se argumenta que Nación Servicios, que gestiona el sistema, señaló “los costos de las tarjetas SUBE han sido afectados por la evolución del tipo de cambio, por los ajustes salariales, toda vez que la empresa realiza la personalización de las tarjetas y el control de calidad sobre las mismas con personal propio; además del incremento del valor de los insumos que poseen un precio de adquisición fijado en dólares estadounidenses".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual