¿Por qué los bancos siguen sin vender dólares al público?

Los problemas se arrastran desde el miércoles de la semana pasada y causaron chisporroteos entre las entidades, la Anses y el Banco Central.

(Foto: Pedero Perez)
22 de septiembre de 2020

La compra de dólares a través de los bancos se encuentra paralizada para el público minorista desde el miércoles de la semana pasada. Las restricciones establecidas por el Banco Central y las dificultades de las entidades en implementar esas normas hacen que muchas de ellas todavía mantengan bloqueados los canales electrónicos para realizar esa operatoria.

“Estamos trabajando en nuestros sistemas para adecuarlos a las condiciones indicadas en las últimas comunicaciones del BCRA vigentes a partir del 16 de septiembre. Te contamos las operaciones en moneda extranjera que están restringidas momentáneamente: compra y venta de moneda extranjera, recepción de transferencias inmediatas en dólares y acreditación de depósitos en dólares”, fue la leyenda que encontró Tiempo en el sitio de un banco privado de primera línea. La situación se replica en los portales de casi todas las entidades.

Los problemas se originaron a partir de la comunicación A-7105 del Banco Central, fechada el 15 de este mes, que dispone que “las entidades financieras deberán obtener evidencia de la que surja que el cliente posee ingresos y/o activos consistentes con el ahorro en moneda extranjera, no siendo admisible que sea beneficiario de algún plan o programa caracterizado como de ayuda social –incluyendo los subsidios de carácter alimentario–“. Esto deja fuera del universo de adquirentes a todos los que cobran la Asignación Universal por Hijo (AUH), el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y las variantes del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), como los créditos a tasa cero para monotributistas. La lógica de las autoridades se basa en que la ayuda estatal es para paliar la crisis económica y las consecuencias de la pandemia, no para especular con divisas.

Los bancos aducen que no cuentan con toda la información disponible para realizar la contrastación a la que están obligados, sobre todo a partir de que por cuestiones sanitarias, la asistencia a las sucursales está restringida y la compra de dólares se realiza por canales electrónicos. La Anses puso a disposición de las entidades un sitio web (https://servicioswww.anses.gob.ar/censite/) que con sólo introducir el CUIT o CUIL del interesado avisa si este recibe planes sociales, lo que lo inhabilitaría para comprar divisas. Pero esa consulta es manual, lo que complica el desarrollo de la operación a través del homebanking. A pesar de ello, el organismo rechazó compartir la totalidad de su base de datos con las entidades: la ley protege el secreto de la información de los contribuyentes.

“Se tiene que hacer una verificación. No se hace en forma automática. Los bancos tenemos que controlar distintos flujos de información. Beneficios que vienen del Ministerio de Producción, AFIP, Anses y el BCRA. Toda esa información no está en la misma base de datos”, explicó Claudio Cesario, presidente de la Asociación de Bancos Argentinos (ABA), en una entrevista con radio La Red.

Por estas horas, se barajan varias alternativas que van desde alguna modificación en el sistema de la Anses, que permita que la verificación pueda ser hecha de manera automática, hasta la exigencia de acudir a la sucursal para concretar la compra. Esto último va de contramano con todas las recomendaciones para que los clientes puedan operar on line, sin moverse de su casa, mientras dure la emergencia sanitaria.

A pesar de los chisporroteos entre las partes involucradas, la situación no deja de tener beneficios para algunos de ellos. Los bancos se aseguran de que no vender divisas a clientes no autorizados para comprarlas, lo que evita que queden expuestos a sanciones por no haber tomado las precauciones del caso. Y el BCRA cierra todavía con más fuerza la canilla por la que gotean sus reservas, que el lunes bajaron a U$S 42.248 millones, el nivel más bajo en lo que va del año.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual