Por qué no estuvo al aire el noticiero internacional de la TV Pública

Los trabajadores apuntaron contra Hernán Lombardi y Néstor Sclauzero.

7 de Octubre de 2018

El tradicional noticieto de política internacional de la TV Pública no salió al aire, en el marco de las trascentales elecciones en Brasil. Ante esta situación, los trabajadores apuntaron, a través de un comunicado, al secretario del Sistema Federal de Medios y contenidos Públicos, Hernán Lombardi, y al gerente de noticias del canal, Néstor Sclauzero.

El comunicado completo

Por primera vez en sus 13 años en el aire, el programa de política internacional de la TV Pública no salió al aire este viernes, horas antes de las cruciales elecciones presidenciales en Brasil. También es la primera vez en casi un cuarto de siglo que la Televisión Pública argentina no cubre un comicio presidencial en el país vecino. Una ausencia muchísimo más grave dada la magnitud informativa de lo que está en juego en Brasil para toda América Latina. Los responsables de que este programa, de importante reconocimiento y trayectoria, no esté hoy en el aire no son sus trabajadores, sino el ex ministro degradado a secretario Hernán Lombardi y el gerente de noticias Néstor Sclauzero. Son ellos quienes impulsan con entusiasmo la política de vaciamiento de los medios públicos que incluye , destruyendo el patrimonio cultural de todos los argentinos, sus plataformas de información y debate de ideas, con el argumento falaz y mentiroso de la “austeridad” que siempre justifica los ajustes del neoliberalismo, mientras el gobierno al que pertenecen sigue gastando 200 millones de pesos al año en trolls para hostigar a los disidentes en las redes sociales, al mismo tiempo que se llenan la boca hablando de pluralismo.

Los trabajadores y trabajdoras de prensa de la TV Pública nos vemos obligados a tomar estas medidas que este viernes afectaron la pantalla, cuando no se emitieron los noticieros central y de la medianoche además del internacional por encontrarnos en estado de asamblea en el lugar de trabajo y alerta. Las asambleas sorpresivas fueron la última medida luego de decenas de intentos infructuosos de generar vías de diálogo con autoridades ausentes, que atacan nuestros salarios reuciéndolos en más de un 50%, eliminando casi un 20% de puestos de trabajo mediante jubilaciones anticipadas y retiros “voluntarios” bajo presión, e impide realizar coberturas con el pretexto del ajuste presupuestario.

Por todo esto, instamos a las autoridades a que reflexionen y den respuestas reales a los problemas críticos que atravesamos en la TV Pública. De no contar con respuestas concretas, profundizaremos el plan de lucha en defensa de nuestros legítimos derechos laborales y de los medios públicos plurales y federales, que garanticen la democracia informativa.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS